Ir al contenido

Boborás: una apuesta diferenciada por el turismo cultural

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Un nutrido grupo de visitantes en Pazos de Arenteiro. FOTOS J.M.G.

Entre julio y octubre las visitas guiadas registraron 784 participantes

JESÚS MANUEL  GARCÍA. El futuro socioeconómico de la provincia de Ourense pasa por apostar por el turismo cultural, industria que deberá tener cada vez mayor peso en este territorio. Ello implica disponer no solo de instalaciones hoteleras suficientes, de una buena lista de negocios de hostelería y restauración sino de profesionales que den sentido a una programación rigurosa y potente teniendo en cuenta los recursos naturales y patrimoniales con que cuenta esta provincia.
La inversión institucional en el aspecto cultural no suele revertir beneficios económicos por la vía directa, aunque, como señala Manuel Delgado Ruiz, beneficie a los proveedores privados de servicios que convoca en torno suyo, como son la hostelería, la restauración, el comercio, los transportes… y al mismo tiempo dinamiza la creación de nuevas infraestructuras, con el consiguiente activismo económico (1). Concretamente el Concello de Boborás ha realizado una apuesta fuerte por su desarrollo turístico basado en su riqueza patrimonial, una de las más importantes de la provincia de Ourense. Con este motivo, inició la contratación de un servicio de guía turístico. Lo hizo en el verano del año 2016 y volvió a llevarlo a cabo en 2017, entre el 20 de junio y el 27 de octubre (2).

Boborás acogió trece visitas guiadas cada semana.
El recorrido por las minas de oro de Brués despertó el interés de muchos visitantes.

Este servicio de guía que hemos realizado, abordó cada semana, de miércoles a domingo, y de modo gratuito, un total de trece visitas culturales, repitiéndose tan solo la del núcleo histórico-artístico de Pazos de Arenteiro, que se llevó a cabo los sábados, a las 18.00 horas, y los domingos, a las 11.00 horas. Dicha programación se activó con la reserva por parte de los visitantes llamando al número de teléfono 681 166 180 o escribiendo un correo electrónico a turismo@boboras.org
Tales propuestas son las siguientes: cada miércoles, a partir de las 10.00 horas, visitamos la iglesia románica de Cameixa y el castro homónimo. A las 13.30 hrs. nos acercamos a visitar la magnífica iglesia románica de Astureses.
El jueves, a las 10.00 horas, la cita estaba en el pueblo de Laxas, que permite especialmente a los visitantes no gallegos pasear por una aldea típica gallega, con sus edificios tradicionales. Vimos el campo de la fiesta, los viñedos, la arquitectura popular y noble, la iglesia con su interesante interior; las sepulturas antropomorfas y paseamos alrededor del pazo local. Después, a las 12.00 horas, nuestro objetivo se hallaba en el pueblo de Albarellos, conociendo su iglesia del XIX y de la Encomienda de San Juan, así como las bodegas medievales de O Tombelo.

Ángeles Chamoso, a la derecha, nos recibió en la casa que fue de su padre, Manuel Chamoso Lamas, en Moldes.

Los viernes, el programa cultural nos llevó, por la mañana, a ver las iglesias románicas de San Mamede de Moldes, Santa María de Xuvencos y San Pedro de Xurenzás, a las 09.30, 11.00 y 12.30 horas respectivamente. Las propuestas vespertinas eran dos: un recorrido junto al río Viñao, en Brués, para llegar al Castro y Caldelas do Orcellón, a las 17.00 horas, y otra visita, dos horas más tarde, a las minas de oro de esta localidad.

Visitantes pisando ante la fachada principal de la Iglesia de San Salvador en Pazos de Arenteiro.

Moldes acaparó la atención en la mañana del sábado, conociendo, a partir de las 11.00 horas, su iglesia románica, el campo de la feria de origen medieval y los pazos, Losada Diéguez y Tizón. Por la tarde, se visitaba Pazos de Arenteiro, a las 18.00 horas. Cada domingo, a las 11.00 horas, la visita se centraba en Pazos de Arenteiro y, a las 17.00 horas, en Moldes, para pasear por lo que fue el castillo de Castro Cabadoso. El día 30 de septiembre se activó una visita guiada nocturna a Pazos de Arenteiro, que, desde las 22.30 horas y durante algo más de 120 minutos, contó con la asistencia de más de 70 personas.

La TVG nos acompañó en tres ocasiones, una de ellas, en Moldes, con alumnos del IES Chamoso Lamas de O Carballiño.

Estas visitas tratan de trasladar al visitante al ambiente de la época de la que datan los distintos bienes de interés cultural que se conocen. El guía aportó los datos históricos adecuados, documentos y música de la época, desde composiciones cultas a las populares, según se esté comprendiendo una iglesia románica o un espacio etnográfico como el Camiño dos Arrieiros. El director de cine Ignacio Vilar brindó tres escenas de su película A Esmorga, rodadas en Boborás, lo que nos ayudó a introducir el cine en las visitas, viendo cómo los monumentos o los paisajes de este ayuntamiento quedan inmortalizados en el celuloide. Se intentaba, además, que fuesen los vecinos de cada localidad los que enriqueciesen la visita contando aspectos de su juventud, de la vida en los pueblos en aquellos años, entre otros aspectos. Todas estas visitas tienen, además, como trasfondo, la necesidad de concienciar a la sociedad, adultos y menores, sobre la conservación del patrimonio cultural, que es único e irrepetible, pues solo a través del conocimiento se puede respetar esta riqueza legada por nuestros antepasados a través de los siglos.

Un alto en el camino ante la puerta del siglo XVI en la iglesia que fue de la Encomienda de San Juan.
Ciudadanos de numerosas partes de España disfrutaron conociendo el riquísimo patrimonio de Boborás.

La apuesta del Concello de Boborás incluyó, además, visitas teatralizadas al núcleo de Pazos de Arenteiro cada viernes del verano, a las 22.00 horas. Y, en colaboración con el Centro de Estudios Chamoso Lamas, desarrolla varias rutas de senderismo a parroquias de Boborás determinados domingos a lo largo del año.
Este verano, además, se puso en marcha la primera edición de la Festa da Batalla 1809, centrada en Pazos de Arenteiro, donde las crónicas relatan que tuvo lugar, contra las tropas del mariscal Soult. Se celebró con gran afluencia de público los días 19 y 20 de agosto. Allí se instaló un punto de información turística que llamó la atención de numerosos visitantes.

Otro grupo de visitantes en el puente del Santo Sepulcro, sobre las aguas del Arenteiro.

Y en la sede municipal se habilitó una oficina de turismo, en la planta baja, que en esta primera andadura no presta un servicio permanente de información al depender de la actividad del guía por los distintos lugares de interés patrimonial del municipio, de miércoles a domingo. Y porque dicho local se halla cerrado los fines de semana al estar dentro de la sede municipal.
Todos estos programas ayudan a la atracción de visitantes. Su promoción se llevó a cabo a través de carteles, folletos, anuncios en la radio y en prensa. El impacto de esta programación cultural y turística se ha visto reflejado en las emisoras de radio Onda Cero Ourense, Cope-O Carballiño y Radio Galega; en cuanto a la televisión se fijó en las visitas turísticas de Boborás la TVG, que acudió en tres ocasiones para realizar otros tantos reportajes. Asimismo estas actividades tuvieron su huecos en la prensa: La Voz de Galicia, Faro de Vigo, La Región. Y en las redes sociales, donde el Concello de Boborás cuenta con una página en Facebook llamada Turismo Boborás, con más de dos mil seguidores. El nivel de satisfacción de los visitantes es, en general, muy bueno, y eso hace que también se produzca el boca a boca, que atrae a numerosas personas.
El pueblo más famoso de Boborás es, sin duda, Pazos de Arenteiro, dada su condición de conjunto histórico artístico desde el año 1973. Constituye uno de los grandes reclamos por parte de los visitantes. Y supone, además, un destino turístico dado que cuenta con una casa de turismo rural, a la espera de abrirse una segunda. Aquí se une lo patrimonial e histórico con la naturaleza. La concentración de patrimonio cultural en un pueblo tan pequeño conforma una de las características de Pazos de Arenteiro como conjunto histórico. En sus callejuelas concurren edificios históricos y tradiciones que dan sentido al lugar, le aportan personalidad, singularidad e identidad colectiva que, como señala M. A. Corzo, “contrasta con la artificialidad y la uniformidad de la era de la realidad virtual” (3).
El visitante en Pazos de Arenteiro no es residente, constituye una tipología especial de viajero que, de acuerdo con las Recomendaciones de la OMT, tiene tres características propias: 1.-ha de realizar un desplazamiento a un lugar distinto al de su residencia habitual; 2.-la estancia no debe ser superior a doce meses consecutivos y 3.-el motivo fundamental de la visita tiene que ser diferente al de realizar una actividad remunerada en el lugar visitado. No estamos hablando del concepto de turismo basado en viajes de recreo.
La historia de este pueblo singular gira en torno a su iglesia y palacio, que primero fueron de la orden del Santo Sepulcro y, desde el siglo XVI, de la encomienda de la poderosa Orden de San Juan. Ambos inmuebles son el centro de poder histórico en Pazos de Arenteiro y tienen amplias posibilidades para ambientar al visitante en la comprensión de esa historia y el arte que la misma dejó. Pero en Pazos todo el pueblo, concretamente el barrio de Iglesario, es en sí mismo un recurso turístico de gran atractivo con un ambiente histórico definido que lo convierte en un espacio privilegiado de ubicación de establecimientos dedicados al consumo de visitantes, lo que ayuda a recibir turistas y excursionistas, como señala Manuel de la Calle (4).
Y este núcleo histórico artístico se configura en escenario interesante para disfrutar con sus encantos, ya sea en las visitas guiadas semanales, ya sea en la teatralización de los viernes noche o en la celebrada Festa da Batalla, que recoge unos hechos históricos de 1809 con la llegada de las tropas francesas. Esta celebración se complementa con un mercadillo de diversidad de bienes. Todo ello da vida al pueblo, y se nota en las dos casas de turismo rural así como en el bar A Ponte.
En Boborás el patrimonio ha de ser considerado como un acicate para sus habitantes, según Castells, que ancle a la comunidad en el “espacio de los lugares” (5). Este territorio cuenta con algunas de las iglesias románicas más célebres de la provincia de Ourense, dispone de pazos, de castros, además de una estación de aguas termales y minas de oro, además de numerosas rutas de senderismo para disfrutar con el paisaje de interior, en el que también tiene cabida el paisaje propio del Ribeiro, aún ubicándose Boborás en la comarca de O Carballiño.
Las visitas pretenden responder en la medida de lo posible a los objetivos de la Interpretación del Patrimonio, es decir, aportando conocimiento y emotividad. El primero, mediante mensajes simples que trasladan una amplia investigación científica detrás por parte de diferentes investigadores; la segunda, haciendo que los visitantes sientan y disfruten, es decir, apostar por el turismo de emoción. Actuamos sobre patrimonio in situ y, donde es preciso imaginar como sucede en los dos castros que visitamos, nos valemos de planos, mapas y fotografías así como gráficos de los objetos cerámicos y metálicos encontrados.
Para conocer el perfil de nuestros visitantes, elaboramos un Excel que nos permitirá saber sexo, edad, país de origen, provincia o ciudad, nivel de estudios, duración de su estancia vacacional y lugar de alojamiento; si conocía con anterioridad Boborás, las veces que estuvo en la provincia de Ourense y duración de cada visita.
En definitiva, el programa de visitas al patrimonio cultural de Boborás pretende entretener al visitante ofreciéndole de una manera asequible los datos más rigurosos según los avances de las investigaciones científicas. Solo así se derriban ciertos mitos que permanecen alrededor de algunos monumentos locales, fruto de elucubraciones de antaño que no se fundamentan en base sólida documental.

En septiembre se desarrolló una visita nocturna que despertó mucho interés y así acudieron gentes llegadas de toda Galicia.

PERFIL DEL VISITANTE EN LA CAMPAÑA VERANO-OTOÑO 2017

En primer lugar, las visitas guiadas al patrimonio cultural de Boborás durante la campaña estival y otoñal del 2017 contaron con un total de 784 participantes. De ellos 444 eran mujeres y 340 hombres. Por edades, predominan los visitantes incluidos en la franja de 51 a 60 años, que suman un total de 68, seguidos de los situados en la franja de 11 a 20 años, de los que nos visitaron 60. En tercer lugar se hallan los visitantes cuyas edades oscilan entre los 41 y los 50 años, que son un total de 59. En cuarto lugar tuvimos 54 visitantes con edades comprendidas entre los 61 y los 70 años. En el rango de 71 a 80 años contamos con 27 visitantes. Y en el de 21 a 30 años, tuvimos 23. Las visitas se celebraron para todas las edades sin límite, por ello contamos con 4 visitantes cuyas edades se insertan en la franja de 81 a 90 años.

NIVEL DE FORMACIÓN. El visitante que participó en las diferentes propuestas ofertadas por el Concello de Boborás durante el verano y otoño del 2017 es, fundamentalmente, un ciudadano que cuenta con estudios superiores, 413, lo que representa el 52,68%, seguido de quienes tienen estudios medios, 231, es decir el 29,46%, quedando 140 visitantes con formación básica, grupo en el que se incluyen los alumnos de Primaria del colegio de Boborás. Aquí se registraron 140 visitantes, el 17,86%.

PROCEDENCIA. En lo que a la nacionalidad de los visitantes respecta, predomina la española, a la que pertenecen 766, el 97,70%, seguidos de los italianos, 7, el 0,89% y los mexicanos e ingleses, ambos 3 en cada caso, es decir, 0,38%. Se han registrado dos visitantes procedentes de Alemania, otros dos portugueses y uno de Panamá.
Por comunidades autónomas, la procedencia de los participantes en las visitas guiadas al patrimonio cultural de Boborás es la siguiente: En primer lugar, destaca Galicia, de la que procedieron 584 visitantes, el 74,49%. Dentro de esta comunidad recibimos 306 visitantes de la provincia de Ourense, seguidos de los 145 de Pontevedra. De A Coruña vinieron 124 y de Lugo, 9.
Andalucía es la segunda comunidad autónoma en procedencia de los visitantes de este verano en Boborás. De ella vinieron 88, es decir, el 11,22% del total de visitantes. Por provincias, de Sevilla tuvimos 59 visitantes, seguidos de los 11 de Cádiz y Córdoba respectivamente, más 5 de Huelva y 2 de Málaga.
La tercera comunidad en número de visitantes a Boborás es la Comunidad Valenciana, con 29, es decir, el 3,70%. Le sigue Castilla y León, con 15, que representan en 1,91%. En este caso, 8 son de Valladolid, 4 de Zamora; 2 de León y uno de Segovia.
En quinto lugar se sitúa Madrid, que aportó 12 visitantes, un 1,53%. Con menos visitantes se hallan el País Vasco (9), Canarias, Asturias y Murcia con 3 respectivamente, Aragón y Extremadura (2) y Cantabria (1).

ESTANCIA. Si atendemos al nivel de estancia de los 784 visitantes recibidos en Boborás, tenemos que 252 (un 32,14%) se hospedaron en establecimientos hoteleros y de turismo rural. Así, 94 se instalaron en la Residencia de Tiempo Libre de O Carballiño; 25 en la Aldea Rural de Pazos de Arenteiro; 22 en casa rural carballiñesa; 21 en casas rurales de Boborás; 19 en hoteles de O Carballiño, seguidos de 8 en el Balneario de Laias; 6 en casas rurales de Ribadavia; 9 en el Balneario de Partovia y 3 en casas rurales de Leiro.

DISTRIBUCIÓN DE VISITANTES POR MESES. Por lo que a la presencia de visitantes por meses respecta, destaca en primer lugar septiembre, con 353, es decir, un 45,02%, seguido de agosto, con 208 (26,53%); octubre, con 185 visitantes (23,60%) y en último lugar, julio, con 38 (4,85%). En este caso concreto la baja cifra se debe a que las visitas comenzaron el día 14.
En julio el día que más visitantes recibimos fue el 29, con 15; en agosto hubo 29 visitantes el día 27; el día 20 se registraron 27 y el día 10 hubo 20. En septiembre el día de mayor concentración de visitantes fue el 29, con 140 y el día 30, con 30 visitantes. El día 27 hubo 47; se registraron 27 el día 2 y, en la jornada del 17 Boborás tuvo 20 participantes en sus visitas guiadas. Ya en octubre los días con mayor registro de visitantes fueron el 19, con 42; el día 15, en que hubo 41; el día 7, con 38 participantes y el 8, con 26. En septiembre se produjo un repunte de visitas alimentado por la iniciativa de la visita nocturna al conjunto histórico artístico de Pazos de Arenteiro, que levantó una gran expectación. En octubre se produjeron, además, visitas de grandes grupos entre los que se encuentran los alumnos del IES Manuel Chamoso Lamas de O Carballiño, los alumnos de la Facultade de Ciencias Empresariais e Turismo de la Uvigo y los escolares del Nosa Señora de Xuvencos, de Boborás, además de los integrantes del Grupo de Desenvolvemento Rural Terra de Compostela.

DISTRIBUCIÓN POR VISITAS. En cuanto a las visitas elegidas por los interesados, destaca Pazos de Arenteiro, con 472 solicitantes, seguido del pueblo de Moldes, con 161. A continuación están Cameixa, con 46 visitantes; las minas de Brués, que registraron 29 participantes mientras que a ver las termas de este pueblo y el castro de Orcellón acudieron 22. La iglesia románica de Astureses tuvo 20 visitantes, la de Xurenzás, 13 mientras que a la de San Mamede de Moldes acudieron 12 visitantes, quedando 7 para la de Xuvencos, 3 visitantes para Castro Cabadoso en Moldes y 2 para la iglesia y pueblo de Laxas.

PRESENCIA EN BOBORÁS CON ANTERIORIDAD A ESTAS VISITAS. Del grueso de visitantes registrados en Boborás, había estado con anterioridad en dicho municipio 303, es decir, el 38,65% frente a los 481 que no conocían Boborás (61,35%). Si nos atenemos al modo acerca del cual conocieron este ayuntamiento, nos encontramos con que la mayoría supieron de él y de sus visitas guiadas al patrimonio cultural por la publicidad, 402 (51,27%) ; 133 mediante el Concello (16,96%), 120 por otras personas (15,31%); 40 por los medios de comunicación (5,10%); 36 por otras instituciones (4,60%); 35, (4,47%), a través de alguna asociación, quedando 11 en el concepto de otros medios (2,09%).

ESTANCIA EN LA PROVINCIA DE OURENSE CON ANTERIORIDAD A LAS VISITAS GUIADAS DE BOBORÁS. Al ser preguntados por las veces que con anterioridad habían estado en la provincia de Ourense, tenemos que 538 estuvieron 10 o más veces, 68 no habían estado nunca; 45 estuvieron solo una vez o cuatro respectivamente en tierras ourensanas con anterioridad a su visita a Boborás. Dos veces con anterioridad estuvieron 25 visitantes y tres, otros 20 en tres ocasiones.
Y por último, en cuanto a la duración de las visitas guiadas, hubo 550 de dos horas, 146 de tres horas y 88 visitas de 1 hora de duración.
A estos 784 visitantes registrados en la campaña guiada al patrimonio cultural de Boborás, hay que sumar los 700 registrados en las 11 representaciones nocturnas que tuvieron lugar en Pazos de Arenteiro durante los viernes de julio, agosto y septiembre. Los roteiros a las parroquias de Boborás organizados por el Concello con el Centro de Estudios Chamoso Lamas de O Carballiño reunieron a 900 visitantes en sus 15 salidas. Y en la celebración de la Batalla en Pazos de Arenteiro, durante los dos días que tuvo lugar se calcula la asistencia de 5.000 participantes. Por supuesto, quedan otros visitantes sin registrar y estos son aquellos que se acercan a conocer los diferentes lugares del municipio pero que no participan en las propuestas oficiales, por lo que escapan al control del presente estudio.

CONCLUSIÓN

De acuerdo con los datos del presente estudio, el turista que viene a disfrutar de las visitas guiadas en Boborás es fundamentalmente español, de mediana edad, con un nivel formativo de medio a superior, y que en su mayoría no hace uso de ningún establecimiento hostelero u hotelero de la provincia, pues este año solo utilizó esos servicios el 32,14% de estos turistas. Son personas que buscan tranquilidad y practicar el turismo cultural, y que en el caso de Boborás gustan de conocer, en primer lugar, el núcleo histórico artístico de Pazos de Arenteiro. En cuanto a los que pernoctan en la zona, la mayoría lo hace en casas de turismo rural de Boborás, en otras casas rurales u hoteles de las comarcas tanto de O Carballiño como de O Ribeiro.
El Concello de Boborás presenta recursos suficientes como para continuar implementado su faceta turística cultural en los próximos años. Con la segunda puesta en marcha de las visitas guiadas ha quedando demostrado que el turista viene y responde satisfactoriamente a la propuesta. Para próximas campañas es conveniente continuar implicando a la sociedad local en el turismo, empezando por las casas rurales, de modo que tengan para sus clientes la información turística debida en cada una de las habitaciones. Es necesario mantener información permanente no solo en los folletos, en los medios de comunicación sino en un local bien ubicado, es decir, una oficina especializada en turismo de Boborás. Y continuar desarrollando iniciativas con los centros escolares no solo de la comarca sino de toda la provincia para dar a conocer su patrimonio. Del mismo modo se puede trabajar con asociaciones de toda Galicia para atraer su presencia a este municipio ourensano. Y programar acciones nocturnas, que cuentan con la fuerte atracción del público de toda Galicia, como se ha demostrado en la campaña ahora finalizada.


(1)-DELGADO RUIZ, M.: “Usos sociales y políticos del turismo cultural “, en VV.AA.: Turismo cultural: El patrimonio histórico como fuente de riqueza, Valladolid, Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León, 2000, p. 45.

(2)-En esta ocasión el Concello contó con un guía oficial de Galicia que a su vez es licenciado en Periodismo con 26 años de experiencia en medios de comunicación, intérprete del patrimonio cultural y doctor en Historia Contemporánea, con larga trayectoria en el estudio y difusión del patrimonio histórico.

(3)-CORZO, M. A.: “La conservación de la cultura en un tiempo de cambios rápidos y constantes“, en  Organization of World Heritage j Proceedings  of the 4 International Symposium of World Heritage Cities, “Tourism and World Heritage Cities. Challenges and Opportunities“, pp. 54-60.

(4)-DE LA CALLE VAQUERO, M.: La ciudad histórica como destino turístico, Barcelona, Ariel Turismo, 2002, p. 186.

(5)-CASTELLS, M.: La ciudad informacional. Tecnología de la información, reestructuración económica y el proceso urbanoregional, Madrid, Alianza Editorial, 1995.

Published inBoborásComunicaciónGaliciaHistoriaOurensePatrimonioTurismo

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!