Ir al contenido

Tratamiento historiográfico en conjunto de las catedrales de Galicia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
IMG_9408
Este es el primer libro que trata de las catedrales del noroeste español en conjunto. ARCHIVO: J. M. G.

JESÚS MANUEL GARCÍA. La historiografía acerca de las catedrales de Galicia, tratadas conjuntamente, no es abundante, en comparación con los estudios y monografías que sobre estos hitos de nuestro patrimonio cultural, a nivel individual, existen.  Tenemos artículos y monografías de las cinco catedrales gallegas: Santiago, Mondoñedo, Lugo, Ourense y Tui. Pero para referirnos a estos inmuebles conjuntamente las obras menguan. El primer libro que se refiere a las catedrales de esta tierra es un opúsculo editado en Argentina y escrito por Jesús Carro García. Está ilustrado con fotografías de Ksado y otros. Se trata del libro Las catedrales gallegas, de Ediciones Galicia, del centro Gallego de Buenos Aires. Los originales de esta obra se entregaron a la imprenta el 25 de julio de 1950 con motivo de las Jornadas Gallegas que había organizado la directiva del Centro Gallego, en aquel entonces presidido por José Villamarín y en cuyo equipo se encontraba, entre otros, Luis Seoane. El libro se ajusta de un modo sintético al encargo de la citada junta directiva, mostrando brevemente el desarrollo histórico y la importancia de las catedrales gallegas a través de sus distintas épocas.

IMG_9412
Yzquierdo Perrín coordinó un estudio de las seos gallegas que vio la luz 55 años después del libro anterior. ARCHIVO: J. M.G.

Desde aquel año no se volvió a publicar otra obra conjunta sobre estos cinco titanes de la arquitectura medieval. Tuvo que pasar medio siglo hasta que en el 2005, exactamente 55 años después, apareció en el panorama editorial el libro Las catedrales de Galicia, edición lujosa de Edilesa, obra exquisita coordinada por el profesor Ramón Yzquierdo Perrín.

El trabajo coordinado ahora por Yzquierdo Perrín da una completa visión de conjunto de las cinco catedrales de Galicia, pero también de los templos que en su día tuvieron el privilegio de contar con cátedra episcopal -San Martín de Mondoñedo, San Bartolomé de Rebordáns (Tui), Santa María de Iria o Santa María de Bretoña- o en aquellos que hoy comparten con la catedral diocesana la sede del obispo, lo que los convierte en concatedrales. Es el caso de San Julián de Ferrol y Santa María de Vigo, dos joyas neoclásicas. Nunca hasta ahora se había reunido en un libro tanta información sobre todos estos edificios, suficientemente estudiados, como hemos apuntado, por separado en múltiples monografías.

La obra de conjunto comienza ofreciendo al lector una visión de las primeras catedrales de Mondoñedo, la sede episcopal más cambiante de Galicia. Yzquierdo Perrín cuenta cómo la sede episcopal estuvo primero en Santa María de Bretoña. Aunque se desconoce cuándo se fundó la diócesis, se sabe que en el Concilio de Lugo del 569 se menciona la diócesis mindoniense como «sede de los britones». En el 716 la sede fue destruida por los musulmanes y el obispo ya no retornaría a Bretoña, diócesis que afectaba también a territorios asturianos. Esas parroquias pasaron a depender del obispado de Oviedo y el resto, del de Mondoñedo, con sede en San Martín, donde hubo una iglesia episcopal prerrománica y luego otra románica, la que vemos hoy y cuya mole destaca en medio del paisaje.

IMG_9415
Este otro trabajo recoge la planimetría catedralicia gallega. ARCHIVO: J. M. G.

De igual modo se habla de Ribadeo como sede episcopal, sólo que aquí lo que sobrevive de su catedral, derribada en 1788, son un báculo y unas sandalias del obispo Cebeira. El báculo fue vendido en 1913 por el cabildo mindoniense al Museo Nacional de Arte de Cataluña.

María del Carmen Folgar de la Calle se encarga de estudiar la antigua catedral de Santa María de Iria Flavia, que al dejar de ostentar esa dignidad en la Edad Media por pasar el obispado a Compostela, se convirtió en colegiata, título perdido en el Concordato de 1851, por el que pasa a convertirse en iglesia parroquial. Otros coautores de esta obra son José Soraluce Blond, Francisco Javier Ocaña Eiroa, Enrique Cal Pardo, Miguel Ángel González García y Marta Cendón Fernández.

Un año ante, en 2004, publicaba Eduardo Carrero una monografía estudiando los cinco conjuntos catedralicios, centrándose concretamente en los espacios construidos adyacentes a dichas sedes episcopales. Años después, la Xunta coordinó otro trabajo editorial, As catedrais de Galicia. Descrición gráfica, que contiene planimetrías de estos edificios históricos trabajo llevado a cabo por la Escuela Superior de Arquitectura de A Coruña. El libro está editado en gallego, castellano, inglés, francés y alemán.

En el 2006 salió otra publicación con el sello editorial de Tórculo Edicións, titulada As pinturas murais nas catedrais galegas, excelente trabajo rubricado por Juan M. Monterroso Montero y Enrique Fernández Castiñeiras. En las seos de Galicia se conservan en distinto estado varias pinturas, estando entre las últimas restauradas con gran éxito las de la capilla mayor de la catedral de Lugo.

IMG_9417
Otra obra conjunta de la riqueza de estos monumentos gallegos es la que estudia sus pinturas murales. ARCHIVO: J. M. G.

 

Published inArquitecturaArteCatedral de OurenseCatedral de Santiago de CompostelaCatedral de TuiGaliciaMondoñedoPatrimonio

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!