Ir al contenido

El Portugal que fue tudense

Vista de tierras portuguesas al otro lado del Miño, desde las cubiertas de la catedral tudense. FOTO: J.M.G.
Vista de tierras portuguesas al otro lado del Miño, desde las cubiertas de la catedral tudense. FOTO: J.M.G.

JESÚS MANUEL GARCÍA. Los límites de las diócesis eclesiásticos en la Península Ibérica son más antiguos que los de las provincias actuales españolas. Hasta el siglo XX se realizaron modificaciones en esos territorios diocesanos. Por ejemplo, Ribadavia, hasta mediados del siglo XX, perteneció a la diócesis de Tui. En el siglo XII hubo un conflicto importante en la actual provincia de Ourense entre los obispos de Ourense y Astorga, porque el primero reclamaba para si las tierras de Trives y Caldelas, siendo puestas en entredicho. Una importante parte del norte de Portugal, en la ribera del Miño, perteneció en época medieval al antiguo obispado de Tui. Sobre esta cuestión existen obras como la más reciente de Ernesto Iglesias Almeida, que estudia con detalle la separación de las feligresías del otro lado del Miño de la sede tudense.

A finales del siglo XIV varios canónigos portugueses de la catedral de Tui abandonaron esta para instalarse en Valença do Minho y celebrar el oficio coral en la iglesia de San Esteban que acabaría siendo colegiata. FOTO: J.M.G.
A finales del siglo XIV varios canónigos portugueses de la catedral de Tui abandonaron esta para instalarse en Valença do Minho y celebrar el oficio coral en la iglesia de San Esteban que acabaría siendo colegiata. FOTO: J.M.G.

   La relación de obispos de Tui con Portugal se inició en el siglo VI con el pontificado de Anila (568-576) y así se prolongó hasta el siglo XIV terminando con el pontificado del obispo Xoán de Castro (1351-1385). Desde aquí, con motivo del Cisma de Occidente, se separaron los arcedianatos del otro lado del Miño. La parte portuguesa de la diócesis tudense representaba nada menos que la mitad del territorio de esta. Hay un documento del año 1320 que publicó en Padre Avelino da Costa por el que se relacionan las antiguas iglesias tudenses desde los siglos X al XI.

IMG_0852
Vista de Valença do Minho desde las dependencias de la catedral de Tui. FOTO: J.M.G.

   En tierras portuguesas esta diócesis tenía los arcedianatos de Cerveira, Terra de Vinha y Valadares. Además había también monasterios  de Sao Joao de Arga, Sao Cosme e Damiño en Azere; Sao Joao de Cabanas, Santa María de Fiaes; San Fins de Friestas; Sao Salvador de Ganfei; Sao Cristovao de Labruja; Santa Marinha de Loivo; Sao Joao de Longos, Vales; Sao Pedro de Merufe; Santa María de Miranda; Sao Cláudio de Nogueira; Sao Salvador de Paderne; Santa María de Refojos do Lima; Divino Salvador de Sabadim; Sao Salvador de Torre y Santa Marinha de Valboa.

   Cuando falleció el papa Gregorio XI, en el año 1378, se produjo el Cisma de Occidente, que se prolongó hasta el año 1417. En ese período hubo al mismo tiempo dos papas: Clemente VII, que tenía su corte en Avignon, Francia, y Urbano VII, en Roma. El rey de España, Juan I de Castilla, siguió a Clemente VII y el de Portugal, Joao I, al papa de Roma. Pero este cisma, no solo tenía un componente religioso sino también político pues el monarca portugués hizo lo posible para acabar con cualquier señal de dependencia extranjera, dejar de depender del obispado de Tui. Así en 1381 varios canónigos portugueses del cabildo catedral dejaron la sede episcopal para instalerse en Valença do Minho. Utilizaron la iglesia de San Esteban de esta villa amurallada para celebrar el oficio divino como si se tratase de la iglesia catedral. este grupo de canónigos eligió a un administrador, figura que representaría una especia de obispo, saliendo elegido Toribio, al que los canónigos portugueses consagraron obispo y fue confirmado por el papa de Roma. Su título era de obispo tudense. Pontificó entre 1382 y 1398.

Complejo catedralicio de Tui, desde las murallas de Valença, donde los canónigos portugueses se estalecieron nombrando a un administrador que les hiciera de obispo. FOTO: J.M.G.
Complejo catedralicio de Tui, desde las murallas de Valença, donde los canónigos portugueses se estalecieron nombrando a un administrador que les hiciera de obispo. FOTO: J.M.G.

  Iglesias Almeida cuenta que en 1398 fue a Tui, estando la sede vacante, el arzobispo de Santiago, Juan García Manrique, quien se fue a esta ciudad del sur por estar en desacuerdo con el rey español. En Tui se apoderó del palacio episcopal y se autotituló obispo de esta sede. Cuando fue nombrado obispo Juan Ramírez de Guzmán, Manrique se refugió en Valença consiguiendo ser nombrado administrador de la sede de Coimbra, titulándose arzobispo de Santiago y administrador perpetuo de los obispados de Coimbra y Tui. La iglesia de San Esteban de la villa fronteriza acabó siendo elevada a la dignidad de colegiata.

   Cuando terminó el Cisma, el obispo tudense, Juan Fernández de Sotomayor II defendió que por un decreto del concilio de Coyanza correspondía la reintegración de las parroquias portuguesas al obispado de Tui. El papa mandó a los canónigos de Valença que restituyesen a Tui todo lo que le habían quitado y que volviesen a integrarse en la catedral de esta ciudad. Pero el rey portugués consiguió su propósito de no depender en nada de ningún país extranjero y de este modo obtuvo una bula papal de Eugenio IV en 1444 para que la parte portuguesa de Tui se integrase en la diócesis de Ceuta hasta que en 1512 estas tierras miñotas se incorporaron al arzobispado de Braga, por la bula papal de León X Inter curas multíplices, del 25 de julio de 1513.

   Hoy la de Tui es una diócesis reducida en tamaño geográfico, la más pequeña de Galicia, pero muy poblada y, desde mediados del siglo XX se llama oficialmente Diócesis de Tui-Vigo, teniendo en la primera ciudad la catedral y en la segunda, la concatedral. Cuando los nuevos obispos son consagrados como tales o toman posesión de la diócesis, lo hacen siempre en la iglesia catedral en primer lugar. Luego entran oficialmente en Vigo con una segunda ceremonia en la excolegiata de Santa María.

Para saber más:

IGLESIAS ALMEIDA, E. : O antigo bispado de Tui en Portugal, Noia (A Coruña), Toxosoutos, 2008.

Publicado elCatedral de TuiHistoriaPatrimonioPortugal

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *