Ir al contenido

Profesionales del Patrimonio denuncian el decreto de guía turístico en Galicia

Debate mantenido en la reunión celebrada en el Museo do Pobo Galego. FOTO: Cedida.
Debate mantenido en la reunión celebrada en el Museo do Pobo Galego. FOTO: Cedida.

JESÚS MANUEL GARCÍA.  Varias empresas y entidades del patrimonio se reunieron en Santiago el pasado fin de semana para evaluar el decreto de Turismo y ponerse en acción para defender sus derechos. Consideran que los guías de turismo no están tan capacitados científicamente como ellos para mostrar con rigor los bienes del patrimonio cultural gallego. Piden que no se les exija un examen de guía turístico porque su trabajo es distinto y esperan que la nueva Lei do Patrimonio los reconozca por el trabajo que hacen a través de sus empresas. En dicha reunión se puso de manifiesto que el citado decreto concede en exclusiva la explicación e interpretación del patrimonio cultural a quienes tengan habilitación como guías turísticos, sempre que esa actividad se dé en bienes integrantes del patrimonio cultural.

   Entre los reunidos algún profesional informó a Turismo explicándole que su actividad se diferencia de la que hacen los guías, pero no sirvió de nada. Estos profesionales no podrán enseñar el BIC cobrando pues, sin carné, serán sancionados. Ante esta situación, un reducido grupo de empresarios, junto con miembros de la Asociación de Empresas Galegas de Arqueoloxía (AEGA) y la de Profesionais da Xestión Cultural (AGPXC) solicitaron una reunión con el Conselleiro de Cultura, cartera con competencias en Patrimonio.

   Se celebraron sendas reuniones con Anxo Lorenzo, Secretario Xeral de Cultura. Tras el segundo encuentro les quedó claro que sin carné de guía no se podrá ejercer actividad profesional remunerada. Si hay un experto, un investigador científico sobre cualquier bien patrimonial, por mucho que sepa de ese bien no podrá enseñarlo si cobra. Tendrá preferencia el guía turístico, que probablemente no esté tan ducho en la materia como el experto. Los afectados estudiaron qué sucede en otras comunidades autónomas. Hay conflicto en la mayoría salvo en Andalucía, en cuyo decreto de guías turísticos hay una disposición adicional que habilita a ciertas profesiones a ejercer como guías turísticos, previo proceso administrativo. Varios participantes en el debate pusieron en duda la capacidad de guías turísticos titulados para desarrollar acciones de divulgación e interpretación del patrimonio. esa falta de capacidad la advierten mayor en los guías foráneos, que también podrán ejercer en Galicia.

   A los profesionales del patrimonio cultural participantes en este debate les parece contradictorio que la Administración contrate con ellos la xestión, puesta en valor y divulgación del Patrimonio si después quien divulga es el guía turístico al que los expertos le cuentan lo que saben de ese bien para que él lo cuente. Por eso se acordo pedir a la Xunta un refuerzo de estas empresas culturales que viven trabajando el patrimonio.

     El decreto, aseguran los afectados, podría chocar con las leyes que regulan la competencia en el mercado. Uno de los participantes en el debate, que procede del sector del turismo, expuso que el decreto limita sus derechos como empresa consumidora de servicios, en este caso acompañantes para rutas e itinerarios temáticos. Los profesionales del patrimonio defienden su mayor visibilización. Como está recién entrada en el Parlamento de Galicia la proposición de Lei do Patrimonio, quieren conseguir un reconocimiento profesional en ella. Por ello se valdrán de la presentación de enmiendas de los grupos parlamentarios.

   En este encuentro en Santiago se repitió varias veces el rechazo de todos a tener que sacar un carné de guía turístico para poder ejercer su profesión. “Non se trata de acoutar un espazo profesional, ou de poñer en dúbida o seu dereito a telo senón que entendemos que sendo áreas diferentes temos dereito a que se nos recoñeza por nós mesmos a nosa capacidade profesional e a achega que facemos á sociedade”. Lucharán para que sus títulos universitarios se reconozcan como suficientes para tener un carné de guía, como sucede en otras partes de España.

   Las acciones a partir de ahora serán las siguientes: Creación de una plataforma profesional para defender los intereses del sector.  Van a contactar con todos los grupos políticos del Parlamento de Galicia para que en la nueva Lei do Patrimonio se incluya un reconocimiento a estos profesionales del patrimonio. Se buscarán nuevas adhesiones a la plataforma y se reforzará la comunicación con las asociaciones de gestión cultural y patrimonial del resto de España. El delegado episcopal de Patrimonio Histórico Artístico de la Diócesis de Lugo expondrá el asunto en la subcomisión mixta Igrexa-Xunta de Galicia que se celebrará en diciembre. Se va a negociar para conseguir un mecanismo de habilitación automática para los licenciados en historia e historia del Arte e los otros habilitados en Andalucía. Habrá asimismo otras acciones legales.

Publicado elGaliciaPatrimonio

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *