Ir al contenido

Los celadores vuelven a exigir la dimisión del gerente sanitario de Vigo

Concentración en el vestíbulo de Consultas del Meixoeiro. FOTO: J.M.G.
Concentración en el vestíbulo de Consultas del Meixoeiro. FOTO: J.M.G.

Aguardan una reunión con el conselleiro para pedirle la desaparición de los tigas

El lunes 26 decidirán medidas de presión por tiempo indefinido si Almuiña no los recibe en tiempo

JESÚS MANUEL GARCÍA. Los celadores de los hospitales públicos de Vigo han vuelto a concentrarse en la mañana de hoy para continuar con su protesta en defensa de su trabajo. Han vuelto a exigir la dimisión del gerente del Área Sanitaria, Félix Ruibal, contra el que dirigieron varias consignas, por considerarlo “incompetente” en la gestión del CHUVI. Piden igualmente una sanidad cien por cien pública. Están convencidos de que los tigas suponen intrusismo en el trabajo de los celadores y acudirán a la Justicia para que dejen de trabajar en los hospitales públicos de la ciudad. En el Meixoeiro la protesta se inició al mediodía, en la entrada del área de Consultas. Y en el Álvaro Cunqueiro comenzaron a las diez de la mañana, concentrándose delante de la cafetería del área también de Consultas. Los celadores no quieren a los tigas y aunque se felicitan por haber abierto una vía de diálogo con la Xunta, decidieron celebrar el próximo lunes, día 26, a media tarde, una asamblea general en el Álvaro Cunqueiro para adoptar nuevas medidas de presión por tiempo indefinido que solo se verán canceladas si hay una cita con el conselleiro antes del lunes. Tal reunión con Almuiña, según les hizo saber la directora de Recursos Humanos, está próxima. Pero como ellos quieren realidades concretas, fijaron hoy mismo la asamblea del 26 de la que saldrán nuevas protestas. La jornada reivindicativa de hoy ha sido calificada por todos como positiva.

Los afectados exigen la dimisión del gerente del CHUVI. FOTO: V. Escudero.
Los afectados exigen la dimisión del gerente del CHUVI. FOTO: V. Escudero.

   Los celadores del área de Vigo se habían reunido el pasado lunes con la directora de Recursos Humanos, Margarita Prado Vaamonde. Ella les explicó que dicha reunión se realizaba a petición expresa del conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña. En ese encuentro con Prado, los celadores detallaron y argumentaron la situación “ilógica e injusta y a veces surrealista que vive nuestro colectivo desde la implantación de los TIGAS en los hospitales de Vigo”, señala su portavoz, Miguel Estévez. Le hablaron con amplitud acerca de las duplicidades de puestos de trabajo que se han generado en farmacia, unidades de hospitalización, partos, reanimación, unidades de críticos, urgencias, consultas externas,… y lo que todo ello supone desde el punto de vista de la gestión de recursos y su optimización.

IMG_6510
En el Álvaro Cunqueiro la protesta se mezcló con el malestar de las decenas de personas que cada día hacen una larga cola para ser atendidas en el mostrador de citas. FOTO: Cedida.

   Los celadores detallaron también los riesgos en la continuidad de los procesos “y la cantidad de incidencias registradas desde que los TIGAS realizan estas funciones (suspensión de intervenciones quirúrgicas por falta de material estéril, pérdidas de unidades de sangre y otras muestras biológicas, retrasos en las entregas, y un largo etc.). Incidencias registradas, en muchos casos en el Sistema de Notificación y Aprendizaje para la Seguridad del Paciente (SiNASP) y conocidas por la opinión pública a través de los medios de comunicación”, indica Estévez.

   También le hablaron a la directora de Recursos Humanos del Sergas de los grupos más vulnerables del colectivo de celadores, es decir, adecuaciones de puestos de trabajo, turno de discapacidad y personal contratado que forma parte de las listas de contratación “y de cómo podía influir a corto plazo, incluso en el presente a estos profesionales esta medida, relegados a una situación muy preocupante”. Le hicieron saber que esta situación podía suponer una “oportunidad” para el futuro del colectivo de celadores, tanto a nivel de Vigo como del resto de Galicia, “solicitándole que se desarrolle la Cualificación Profesional de nuestra Categoría Profesional, en la línea de lo que recoge el BOE de 19 de enero de 2012”.

Los celadores se sienten unidos y fuertes y confían en proteger su profesión. FOTO: J.M.G.
Los celadores se sienten unidos y fuertes y confían en proteger su profesión. FOTO: J.M.G.

   “Le informamos sobre las medidas que están previstas llevar a cabo si no se llega a una solución favorable para el colectivo (peche indefinido, prensa, entrega de firmas a los distintos organismos: Valedor do Pobo, Parlamento de Galicia,…)”, explicó el portavoz, añadiendo que le recordaron la unión del colectivo de celadores de otros hospitales de Galicia y de fuera de ella “ya que creo que es un aspecto muy importante donde se están dando pasos firmes para mostrar una visión unitaria de todo un colectivo en Santiago”.

   Los afectados, a lo largo de estas últimas semanas, han mostrado su fortaleza y así van a continuar. Valoran positivo el haber logrado abrir vías de diálogo con Sanidade, pero recuerdan que los plazos son para ellos fundamentales, por eso consideran que no se pueden dilatar más en el tiempo. La directora de Recursos Humanos quedó en que a lo largo de esta semana se les volvería a convocar.

Vídeo de la protesta en el Meixoeiro

Publicado elSanidadVigo

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *