Ir al contenido

Comerciantes del entorno del Xeral repartirán folletos exigiendo su uso sanitario

La imagen muestra el edificio bajo, del Sergas, y la torre, del estado. FOTO: Cedida.
La imagen muestra el edificio bajo, del Sergas, y la torre, del estado. FOTO: Cedida.

Este jueves darán información delante del edificio en Pizarro con los servicios mínimos que demandan

Apoyan las mobilizaciones en favor de la sanidad pública en la ciudad

JESÚS MANUEL GARCÍA. Este jueves, a las once de la mañana, delante de la puerta que fue de urgencias en el cerrado hospital Xeral de Vigo, se van a reunir varios empresarios y comerciantes con negocios en la calle Pizarro y en el entorno más inmediato de este hospital para, con el apoyo de la Plataforma SOS Sanidade Pública de Vigo, repartir folletos entre los ciudadanos que por allí pasen, así como carteles informativos en cuyos textos se exige el mantenimiento del uso sanitario del Xeral, “para situar no mesmo os servizos sanitarios que Vigo necesita e evitar o deterioro da zona”, señalan los convocantes. En este acto participarán el presidente de la Junta de Personal, Ángel Cameselle; la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos Eduardo Chao de Vigo, María Pérez, y un representante del colectivo de comerciantes de la zona, afectados por el cierre del hospital.

Una vista de la ciudad desde la séptima planta de la torre. FOTO: J.M.G.
Una vista de la ciudad desde la séptima planta de la torre. FOTO: J.M.G.

   Además de recoger firmas, los convocantes van a exponer un plan de mobilizaciones con este objetivo.  Lo que quieren es dar uso sanitario al complejo hospitalario del Xeral. Los servicios mínimos que consideran deben establecerse en el Xeral son: un centro de Atención Primaria, un servicio de urgencias extrahospitalaras; un centro de orientación familiar, además de un servicio de rehabilitación extrahospitalario, un centro de alta resolución y un servicio de cirugía mayor hospitalaria.

   Los afectados consideran  que de este modo se daría una asistencia que el centro de la ciudad necesita al tiempo que se evitaría la desaparición de varios establecimientos comerciales del entorno. De igual manera exigen una mayor vigilancia del Xeral para evitar robos que se están produciendo en un edificio de esas dimensiones completamente vacío. O que se ocupe con servicios distintos a los sanitarios incluso, pues el Xeral da para mucho. También contribuirán a promover un debate lo más amplio posible acerca del futuro de la emblemática torre de este hospital, que acaba de cumplir 60 años.

   Por último, este colectivo ciudadano apoya “as mobilizacións para conseguir un novo hospital público, accesible e cos recursos necesarios para garantir unha atención hospitalaria cos niveis de calidade, seguridade e equidade que a cidade de Vigo e a súa área sanitaria necesitan”.

   El Xeral se compone de dos partes bien diferenciadas, según su propietario. La torre, con los edificios horizontales originales, es decir, el cuerpo curvo frontal y el recto de la parte trasera, paralelo a Vázquez Varela, son del Estado, por pertenecer al antiguo Insalud. El edificio que envuelve este conjunto por la calle Pizarro y Padre Feijoo, dedicado a quirófanos y consultas varias, pertenece al Sergas. Buena parte del mismo es de reciente construcción, sobre todo el cuerpo que corre paralelo a Pizarro. El Estado tenía la oportunidad de instalar en la torre todas sus oficinas del INSS pero optó por el solar de la Metalurgica en García Barbón para hacer un edificio ex novo y no invertir en el Xeral.

El hospital al poco de su inauguración en 1955. FOTO: Cedida.
El hospital al poco de su inauguración en 1955, siempre fue y sigue siendo una referencia en el paisaje urbano de Vigo. FOTO: Cedida.

   En Vigo hay debate sobre el futuro de tan emblemática torre, que es la que da carácter al paisaje urbano de la ciudad, por ser su inmueble más alto, a lo que ayuda el haberse construido en la zona elevada de la urbe. Es su punto de referencia desde hace seis décadas, a pesar de las reformas que le hicieron, hasta acabar con la actual, a base de planchas verdosas y marrones. Preocupante la administración que no sabe qué hacer con un gran edificio y que lo deja sin uso.

Preocupación ciudadana

   En Vigo el panorama sanitario actual no es precisamente un camino de rosas, dados los problemas de diversa índole que se suceden casi a diario en el nuevo complejo hospitalario Álvaro Cunqueiro, donde se siguen suspendiendo operaciones por falta de material y continúan llegando comidas en deficiente estado. El sentir de la ciudad es de gran  preocupación al tratarse del principal hospital que tiene, y que siendo nuevo y después de su coste elevadísimo vive sumido en la polémica por los constantes fallos.

   En ciertos ambientes se vuelve a hablar de la posibilidad de organizar una segunda gran manifestación, algo que temen tanto en la consellería como en la presidencia de la Xunta. De hecho, Alberto Núñez Feijoo encargó esa cartera autonómica a Jesús Vázquez Almuiña, tras deshacerse de Rocío Mosquera, encareciéndole que evite otra salida masiva de ciudadanos a las calles viguesas, como la de septiembre, que resultó ser la mayor habida en Vigo en muchos años, con la participación pacífica de más de doscientas mil personas.

   Y por si no fuese suficiente con lo que acontece en el HAC, ahora surge otro foco reivindicativo en el centro de la ciudad, con el Colectivo de Comerciantes da Área do Hospital Xeral, con la Junta de Personal del Área Sanitaria de Vigo y con la Plataforma SOS Sanidade Pública Vigo.

    En Vigo, en cuestión de inmuebles oficiales, ya hay otra experiencia en la que, por falta de acuerdo entre el Sergas y el Estado se dejó hace algunos años no solo abandonado el antiguo edificio de la Tesorería de la Seguridad Social sino que el Sergas lo tapó construyendo su sede provincial en García Barbón de modo que el viejo edificio quedó cegado, en una especie de patio de vecindad lleno de hierbas y roedores al que se accede por un garaje. Un ejemplo de cómo las decisiones políticas provocan gastos dudosos que al final repercuten en todos los ciudadanos.

Publicado elSanidadVigo

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *