Ir al contenido

Entrevista a las actrices de “Las Touza” en México

ENTREVISTA

Adriana Focke:  “Las hermanas Touza invitan al espectador a su mesa y son partícipes de la historia”

Laura Aréchiga: “Creo que lo que hicieron las hermans Touza toca esa consciencia de unidad entre nosotros”

Sandra Garibaldi: “Ha sido una experiencia tremenda”

Alfonso Cárcamo: “Hubo entonces que acudir a la intimidad de las voluntades para hacer de esta historia algo tan vivo como fue la vida de las Touza”

JESÚS MANUEL GARCÍA. Ha sido la novedad teatral de final del verano en la Ciudad de México. La representación de la obra Las Touza, avanzada por este medio y que también ha despertado el interés en tierras ourensanas, concretamente en Ribadavia, donde es posible que la MIT incluya esta obra en próximas ediciones. Las funciones tienen lugar cada viernes de este septiembre en el Foro Shakespeare de la capital mexicana.

Adriana Focke caracterizada como Lola Touza. FOTO: Cedida
Adriana Focke caracterizada como Lola Touza. FOTO: Pepe Martínez

Adriana Focke da vida a Lola Touza. Actriz, bailarina, productora y gestora cultural, egresada de la facultad de Psicología de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes, ha realizado trabajos tanto como docente y como bailarina en compañías de danza como: La Compañía de Danza de Baja California, La Compañía de Danza Contemporánea de Estado de Morelos, así como también de manera privada para instituciones educativas. Como actriz ha realizado diferentes puestas en escena tales como: El Dibbuk, “k” (De Kosher), La muerte Irredenta y Mi Engreído Capitán. En el 2010 funda la compañía 23° Global Art, empresa dedicada a la gestión, producción y promoción cultural en las disciplinas de teatro, danza, música y artes plásticas, fungiendo también como enlace y vinculación de grupos con las entidades estatales y municipales de diferentes Estados de la República Mexicana y en los EEUU.

Laura Aréchiga da vida a Julia Touza. FOTO: Cedida
Laura Aréchiga da vida a Julia Touza. FOTO: Pepe Martínez

   Laura Aréchiga interpreta el papel de Julia Touza. Actriz con estudios profesionales de Arte Dramático en México (UNAM) y en el extranjero (Universidad de Matanzas, Cuba. / Real Escuela Superior de Arte Dramático, España). Cuenta con más de 15 años de experiencia profesional en Teatro, Radio y Televisión. Ha trabajado con diferentes compañías, incluyendo la Compañía Nacional de Teatro. Especializada en Teatro Clásico e Interpretación en Verso, ha participado en múltiples puestas en escena y festivales nacionales e internacionales, destacando el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, Castilla-La Mancha, España. El Siglo de Oro Drama Festival, Chamizal Nacional Memorial, El Paso, Texas, USA, las Jornadas Culturales de la Grecia Contemporánea, Comunidad Helénica de México y las Jornadas Alarconianas, Taxco, Guerrero, México. A la par de su labor escénica, ha incursionado en la docencia, colaborando como asistente educativa en The British School for Performing Arts en Londres, Inglaterra. Es además bailarina profesional de Tap Dance, avalada por la Imperial Society of Teachers of Dancing of England. Ha ejercido también como productora ejecutiva y diseñadora de vestuario.

Sandra Garibaldi, como Amparo Touza. FOTO: Cedida
Sandra Garibaldi, como Amparo Touza. FOTO: Pepe Martínez

Sandra Carolina Garibaldi Martínez nació en México DF el 2 de mayo de 1982. Egresada de Casazul Artes Escénicas Argos; ha trabajado como actriz, producción y diseño de vestuario. Estudio el Diplomado de Moda, Tecnología, Arte y nuevos medios a cargo de Edith Medina además de explorar la e-textil en el taller de Amor Muñoz. En diseño ha trabajado en montajes como Bodas de Sangre, de Federico García Lorca Dir. Miguel Flores; Rosencrantz y Guilderstern… han muerto, de Tom Stoppard Dir. Carlos Corona (Proyecto Shakespeare, Compañía Nacional de Teatro); El pozo de los mil Demonios, de María Elena Carrasco. Dir. Daniela Parra; Este amoroso tormento verso, canto y música Sefardíes Dir. Eduardo Contreras Soto Participante del proyecto “La España Medieval”; para la Máquina de Teatro en la Trilogía mexicana, Dir. Juliana Faesler en producción y realización de Vestuario, Alucinada de Víctor H. Rascón Banda Dir. Daniela Parra, Año nuevo…sonata para un abismo africano Dir. José Alberto Gallardo; Shakespeare, música de las Esferas Dir. David Herce-Kiawtlel, Eunucos, Castratis y Cobardis Dir. César Enríquez y Paola Izquierdo; Ella es Doris con Anabel Ferreira Dir. Alfonso Cárcamo; Basta de enredos Dir. Alejandro Herrera, entre otros. Es miembro fundador de la compañía El Monstruo Producciones con la que produjo y diseñó el vestuario de Laila, de Renato Guillén y Paz unipersonal, escrito por Ro Banda, ambos dirigidos por Omar Quintanar en 2014. En producción ha colaborado en montaje como Trilogía Mexicana, Dir. Juliana Faesler Nezahualcóyotl… Ecuación Escénica de memoria y tiempos, Moctezuma II/La Guerra Sucia y Malinche/Malinches, No Tenemos, No Pagamos de Darío Fó Dir. Adrián Ladrón (2012-2013), Los Colibríes de Garrett Groenveld Dir. Alfonso Cárcamo y más reciente Sueño de una noche de verano con música incidental de Félix Mendelssohn dirigido por Juliana Faesler siendo el programa de apertura de la emisión 42 Festival Internacional Cervantino, 2014.

-¿Cómo ha resultado el estreno?

_Adriana Focke: El estreno ha sido una maravilla, hemos tenido muy buenos comentarios, le apostamos a un espacio íntimo (no más de 30 espectadores) y para mí fue muy emotivo por estar rodeada de amigos y talentos muy cercanos y queridos. Se crea un ambiente íntimo y directo de alguna forma con el espectador, las hermanas los invitan a su mesa y son partícipes de la historia.

_Laura Aréchiga: El estreno fue exitoso: sala llena, muy buenos comentarios de la gente que asistió a vernos. La gente salió muy conmovida por la historia. Yo, en lo personal, estaba nerviosa; todo se dio muy rápido. Pero ¿qué sería del actor sin ese impulso de las mariposas en el estómago justo antes de salir a escena?

-¿Cómo reaccionó el público?

_A. F.: Aquí se muestra la necesidad humanitaria que existe en todos los rincones de este mundo, una exhortación a mirar a “los otros”, hacer una buena obra, como se dice en hebreo: una mitzva. Esperamos que el público se quede con eso.

_L. A. : No sé qué tan cerca o lejos se encuentre el público mexicano de las circunstancias particulares del contexto de las Touza. En México hemos vivido conflictos armados, aunque yo no sabría decir si pueden equipararse a una guerra civil, ya no digamos a una guerra mundial. Sin embargo, en cuestión de solidaridad, empatía y compasión hacia el prójimo, creo que puedo homologarlo con la unión que se dio a raíz de la devastación que vivimos tras el terremoto de 1985 en la Ciudad de México. En momentos así, la unión impera y se da de forma natural. Se olvidan diferencias, hay unidad. Creo que lo que hicieron las hermanas Touza toca esa consciencia de unidad en nosotros, más allá de un pueblo o raza, como seres humanos. La consciencia de nuestra propia vulnerabilidad a través de la del otro, nos mueve. Nos paraliza o bien nos impulsa, pero no nos deja indiferentes. Y creo que esto está plasmado en el texto de Alfonso Cárcamo sobre las Touza.

-¿Por qué se fijaron en tres hermanas de Ribadavia, al otro lado del Atléntico?

_A. F. : Por la búsqueda de una historia que hablara de lucha, de mujeres, de compasión y ayuda humanitaria. En un inicio esa fue la búsqueda y en el proceso cada vez más nos enamoraron estas tres mujeres. Parece un lugar geográficamente lejano el suyo pero al final la ayuda puede darse en cualquier parte del mundo, la necesitamos. Yo interpreto a Lola y también soy la productora general de la puesta en escena, la historia la conocí navegando en internet ya que he trabajado mucho dentro de la comunidad judía, con estas historias, que aunque las vemos muy lejanas en tiempo y distancia, nos hacen falta en nuestro golpeado México, la humanidad necesita retomar el valor de la compasión, la generosidad, el cuidado de los unos con los otros, es una historia que rescata valores humanos, inmersos en un mundo donde lo que importa es sobrevivir de forma individual. Necesitamos pensar en los otros también.

_Alfonso Cárcamo: Adriana Focke un día me habló de la historia de las Touza y, siendo equipo, no dudé un segundo en sumarme a la idea de escribir una pieza al respecto. Lo dije, me comprometí, más no sabía cómo hacerlo.

-Encontrada la historia, ¿cómo la adaptaron?

_A. F.: El proceso ha sido íntimo desde la dramaturgia. De inicio nuestro dramaturgo pensó en un trabajo humano y comenzó a través de preguntas que podían tocar fibras personales, esto da pauta a no sólo “inventarnos” personajes, sino a crearlos a partir de nosotras mismas apelando a nuestros propios valores. Posterior al texto inició el proceso de dirección y cada vez fue más profundo, más sensible, nos tocó en alguna medida fibras muy personales.

_L.A. : El proceso de creación fue muy íntimo y personal de entrega y confianza en el que avanzamos juntos actrices, dramaturgo y directora. En lo personal lo disfruté mucho. Nunca había estado tan inmersa en la creación de un montaje desde el “génesis” del mismo. Siento una profunda conexión con Julia Touza. Y tengo un profundo amor por España (viví un tiempo en Madrid). Es un privilegio y un gozo enorme para mí estar en contacto con una parte de la historia de un país al que llevo en el corazón.

Sandra Garibaldi: El proceso fue a partir de muchas pláticas junto con el dramaturgo y en conjunto con la directora. Ha sido una experiencia tremenda al no solo conocer la vida de las hermanas Touza sino también de conocer a mis compañeras y sus secretos y temores más íntimos.

_A. C. : Soy escritor , cada tema que se me presenta tiene una posibilidad de forma o varias, había que apostar por una, la más cercana –cuando se suman voluntades– es el teatro, ergo había que hacer que esas voluntades confluyeran en un discurso. Hubo entonces que acudir a la intimidad de las voluntades para hacer de esta historia algo tan vivo como fue la vida de las Touza, marcar un paralelo con una vida en los años cuarenta lleno de pasiones, deseos, gustos, antojos que, simple y llanamente desconocíamos, pero ellas, las actrices, sí se conocían a sía mismas y tenían una postura frente a la violencia, máxime cuando México está cruzando un histórico momento de violencia. No, no sé nada de las hermanas Touza, sé de mi equipo y de lo que ellas estarían dispuestas a hacer por un extraño, un extranjero.

-¿Con qué escenografía cuentan?

_A. F. : La escenografía es muy sencilla, es una mesa en la que debe haber seis comensales, incluyendo a las tres actrices, y está pensada para crear un espacio de intimidad, como si estuvieras verdaderamente en la cocina de las Touza. Aprendimos a hacer melindres (esperando que estén igual de ricos que allá!) se bebe vino y café.

-¿Cuál es el mensaje clave de este proyecto?

_A. F. : Con esta historia más que un mensaje pretendemos hacer una apelación a cuestionarnos el por qué ayudar a otros. Una pregunta que debe hacérsela el público y ojalá ejerciten esa costumbre, hace falta.

_L.A. : Para mí el mensaje más fuerte de esta obra es la unidad. Tendemos a ser individualistas, incluso egoístas, pero cuando generemos esa consciencia de unidad, de que todos somos uno, de que no hay diferencia entre el otro y yo, y de que lo que ocurre en el otro lado del mundo también me afecta, entonces estaremos dando pasos hacia una consciencia superior como especie, como planeta. Tal vez si esta consciencia se expandiera, no sentiríamos esa extraña necesidad de declararnos la guerra unos a otros. Ya sean guerras mundiales, o pequeñas batallas; con el vecino, por ejemplo, porque su auto bloquea mi entrada… no habría condiciones para el conflicto, porque habría consciencia del Otro. Las Touza tenían esa consciencia.

-El Foro Shakesèare está que se sale, pues.

_A. F. : Allí estaremos todos los viernes de este mes, puntuales a las ocho de la tarde. El día 30 de septiembre actuaremos en la sinagoga ubicada en el centro histórico de la Ciudad de México con dos funciones. Este espacio me parece importante tocarlo, porque si bien no es una historia judía, bien vale la pena que toda la comunidad judía mexicana conozca tanto la belleza de la historia de estas tres mujeres de Ribadavia que figuran como justas entre las naciones, y siempre es de agradecer.

-Una historia lejana y a la vez cercana porque su mensaje es universal.

_A. F. : Por eso es un reto muy bello, porque a pesar de que aquí, en este lado del mundo, la historia no es conocida, quisiera preservarla y dejar un mensaje de amor a todos los que la miren. En medio de experiencias personales duras y muy dolorosas les debo a las Touza el saber que puedo hacer algo por otros y más aún cuando se trata de alguien importante.

_L. A. : Cada proyecto teatral que logra ver la luz del escenario reporta una gran satisfacción, y el deseo siempre es que esa luz se mantenga encendida el mayor tiempo posible, y que tenga un alcance largo. En lo personal creo que la luz de este proyecto, tal como la luz que encendieron estas tres hermanas en la vida de tantas personas, es de muchos, muchos watts.

-¿Por qué momento pasa el mundo de la escena en México?

_A. F. : El mundo de la escena en México, para mi, es muy competitivo, lleno de talentos buscando espacios y salir adelante. Nosotros somos un grupo de teatro independiente, sin recursos económicos como apoyo, pero con un gran capital humano y en eso nos apoyamos. Acá la cosa no está fácil tampoco (risas).

_L. A. : La escena mexicana es muy diversa. Hay público para todo, en mayor o menor medida. Teatro comercial, teatro institucional, teatro independiente –tal es nuestro caso-. Debemos siempre buscar la manera de hacer esto que tanto amamos; cuantos menos recursos, más inventiva. Como menciona Adriana, la competencia es mucha… pero nuestra pasión es mayor. Proyectos como éste de Las Touza lo demuestran.

-¿Llevarán este proyecto a otros escenarios de su país?

_A. F. : Claro que queremos darle vuelta además en otros estados de la república. Seguimos gestionando. -Y habrá que presentar este proyecto en Galicia…

-¿Y a Ribadavia? Piensen que han levantado una gran expectación…

_A. F. : Hemos contactado con dos personas por allá (Ourense y Ribadavia) que nos han mencionado la muestra internacional de teatro y tenemos muchas ganas de presentar este trabajo con todo el cariño y la humildad posible.

esta es la reconstrucción del kiosco que las hermanas Touza tenían en la estación de ferrocarril de Ribadavia. FOTO: Cortesía de Paco Boluda.
esta es la reconstrucción del kiosco que las hermanas Touza tenían en la estación de ferrocarril de Ribadavia. FOTO: Cortesía de Paco Boluda.

Y para terminar, un enlace para ver un fragmento de la obra estrenada en Ciudad de México:Fragmento de Las Touza

Publicado elMITRibadaviaTeatro

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *