Ir al contenido

Un ajedrez de cristal de roca en Ourense

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
Ajedrez fatimí del Tesoro de San Rosendo. FOTO: Mani Moretón
Ajedrez fatimí del Tesoro de San Rosendo. FOTO: Mani Moretón

JESÚS MANUEL GARCÍA. En la Catedral de Ourense se conserva, entre sus joyas, un singular ajedrez de cristal conocido como Ajedrez Fatimí, que pertenece al Tesoro de San Rosendo. De su estudio se encargó el doctor Fernando Valdés Fernández, profesor en la Universidad Autónoma de Madrid, siendo publicado en los Cuadernos Monográficos de Porta da Aira. Este ajedrez de cristal de roca procede de Celanova y, de los conocidos en España, es el más difícil de fechar porque, según Valdés, la tradición atribuye estas piezas como propiedad de San Rosendo, pero la teoría académica dudó de este extremo desde el momento en que surgió la hipótesis que le daba fecha en el siglo XI y lo consideraba como una obra fatimí.

   El investigador considera que estas piezas de ajedrez debieron llegar al monasterio celanovés entre los años 938 ó 977, en caso de que perteneciesen a San Rosendo. La producción de cristales de roca egipcios, entre ellos las piezas de ajedrez, indica el autor de la investigación, se ubica, siguiendo a K. Erdmann, en un abanico temporal que abarca desde el período pretuluní, es decir, antes del año 868 y el final del fatimí, 1171. Valdés refiere que las piezas de ajedrez de la catedral ourensana pudieron haber sido propiedad del santo fundador de Celanova, Rudesindus, pero también pudo tratarse de un regalo dado a Celanova por algún familiar directo de Rosendo o por los reyes de León. También pudo ser un ingreso del monasterio celanovés una vez muerto el santo y, por tradición, asociado a él.

   Aceptando criterios históricos, de acuerdo con la tradición propia de cada lugar, hablando de Celanova, el vínculo de este ajedrez con el santo lo incluye entre los más antiguos conservados en España. Le seguirían en antigüedad las piezas de Áger y las de San Millán. Advierte Valdés que todavía existe vacío de datos en la clasificación arqueológica y de estilo de estos objetos, a lo que se suma que la documentación que persiste sobre ellos ofrece ambigüedad. Por tanto no es posible establecer teorías contundentes sobre esta cuestión.

   Puede afirmarse, dice Valdés, que el ajedrez de la catedral fue fabricado en Egipto entre mediados del siglo IX y la segunda mitad del XI. Añade que a Celanova no pudieron llegar antes de que fuese fundado el monasterio, en el año 938 aunque “sin embargo, ya podrían haber pertenecido antes de esa fecha a alguno de sus benefactores” entre los que podría estar el santo. La tradición asoció las piezas a San Rosendo “debido a su rareza”. Y que si todo ello fuese cierto, las piezas de este ajedrez de cristal de roca estarían en Celanova antes del año 977. Valdés Fernández también considera que puede ser probable que dicho ajedrez pudiera haber llegado a Celanova años después del fallecimiento de Rosendo o mucho tiempo después y que fuesen donados o bien comprados “como está atestiguado en otros casos conocidos”.

   El ajedrez ourensano, como los otros dos citados, no está completo. El de Celanova pudo haber tenido más piezas pero no necesariamente, dice Valdés, añadiendo que también está por ver que sirviese para practicar dicho juego de mesa. Cree que las piezas que faltan pudieran estar hechas de material menos duradero y se han perdido. El conjunto conservado en la catedral auriense consta de ocho piezas con el número de catálogo 1164F. Tienen una altura de 44 milímetros, anchura de 27,5 milímetros y una longitud de 41 milímetros. Cada pieza pesa 93 gramos. En Ourense se conservan una torre, un alfil, un caballo y cinco peones. Es realmente uno de los conjuntos más llamativos de cuantos atesora el Museo de la Catedral de San Martiño.

   Para mayor información se puede consultar: VALDÉS FERNÁNDEZ, F. : Las figuras de ajedrez y cristal de roca del Museo catedralicio de Ourense, Ourense, Grupo Francisco de Moure, Cuadernos Porta da Aira, nº 7, 2004.

Published inCatedral de OurenseHistoriaPatrimonio

2 Comments

  1. Miguel Angel Nepomuceno Miguel Angel Nepomuceno

    Por favor Jesús, si como dices estas pìezas están entre las más antiguas de Europa a las que siguen en datación las de Áger y las de San Millán, ¿puedes decirme a qué “época” pertenecen las de San Genadio en Peñalba datadas con total fidelidad por los mejores historiadores europeos en ajedrez, del s. IX?. Hay documentos y estudios al respecto que asi lo testifican. Las de San Genadio son las más antiguas de Europa a las que seguirán celanova , Áger y San Millán. Asi, si, quedaría reflejada la cronología, no omitiendo Peñalba en esta relación. Saludos cordiales
    Miguel A. Nepomuceno

    • Estimado Miguel Ángel: Gracias por su consulta. Este artículo tiene como base el librito del doctor Valdés Fernández. Dicho autor señala que, en cuanto a dataciones nada hay contundente por ahora. Él no da cronología de las piezas de su interés. Ignoro el motivo. Cita la dispersión de piezas de cristal de roca conservadas en España: Celanova (Ourense); Astorga (León); Zamora, Cañas (La Rioja); San Millán de la Cogolla de Ayuso (La Rioja); Lleida, Madrid, Toledo, Granada y Oña (Burgos). Insiste en que hay muchas lagunas en la clasificación arqueológica y estilística de estas piezas. Si le interesa hablar con el investigador le diré que por los datos que de él tengo es profesor de la Universidad Autónoma de Madrid. No obstante, si usted consigue datos acerca de las piezas de San Genadio, con mucho gusto le invito a contárnoslo en un artículo de su autoría, con su firma. En esta web, por ejemplo, si lo desea. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!