Ir al contenido

The Rebel: Un espectáculo ourensano fuera de serie

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
IMG_9195
Iván Caride y su padre, Miguel, dirigiéndose al público. FOTO: J. M. G.

JESÚS MANUEL GARCÍA. El Auditorio Municipal de Ourense se puso en pie para ovacionar al equipo productor del espectáculo The Rebel, dirigido por Miguel e Iván Caride. Fue una noche muy especial e histórica la del estreno de este producto cultural, una ópera rock que cuenta un hecho histórico, cual fue el Levantamiento de Pascua en el Dublín de 1916. El equipo estuvo brillante. Emocionaron al público y lo tuvieron fascinado en la hora y media que duró su desarrollo. Música, drama, cine e imágenes de época. Los músicos estuvieron fantásticos; Iván, grande; los actores, con Fernando Dacosta, imponentes e impactantes; las danzarinas irlandesas, espectaculares con sus taconeos y ese espíritu que vagó por el salón para abrir la velada lo encarnó y lo cantó María del Carmen González. Magnífica puesta en escena, con momentos de proyección del corto, cuyos actores acababan accediendo al salón, al tiempo que en la pantalla pasaba a verse a los músicos del escenario real. Transposiciones que crearon una continuidad narrativa excelente. Se nota un trabajo importante y meticuloso que fue llevado a cabo en apenas siete meses.

IMG_9190
Ambiente del salón del Auditorio antes de comenzar el espectáculo. FOTO: J.M. G.

Entre el público, el embajador de la República de Irlanda, David Cooney, con su esposa e hija, que ocuparon un lugar de honor. Aceptaron la invitación que los organizadores le hicieron el pasado enero en la embajada en Madrid y se hicieron ayer presentes en Ourense, donde hoy continuarán hasta la tarde. Hubo un reconocimiento especial para él, con el aplauso del público. La actriz Mela Casal transmitió el dolor y la emoción contenida en el silencio solemne de la madre de los hermanos Pearse, fusilados. Fue una velada sorprendente y prometedora. Los Caride tienen un producto digno de ser representado en Dublín, en Madrid, en Nueva York, en los mejores escenarios. Ourense, que los vio nacer y vibró con The Rebel, se les queda pequeña. La presencia del embajador no pasará desapercibida y parece difícil que dicha producción no acabe sobre un escenario irlandés o quizás norteamericano, pues desde los Estados Unidos se levantó interés por el trabajo que se estuvo realizando en Ourense. The Rebel dispone de libreto, cedé y cerveza negra ourensana presentada debidamente para conmemorar la ocasión en tres botellines, cada uno con un color de la bandera irlandesa.

Detrás de este espectáculo se esconde el talento de un grupo de artistas que han tejido algo grande, ajeno a las ayudas oficiales. Darán que hablar más allá de las fronteras galaicas. Han sembrado bien y sobre seguro. Cerró el espectáculo Iván cantando en gaélico mientras el público agitaba unas pajas fluorescentes, con los colores de la bandera nacional irlandesa: Verde, blanco y naranja. Una noche para no olvidar felizmente en años.

Published inMúsicaÓpera rockOurense

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!