Ir al contenido

Un Greco en Sigüenza

IMG_7688
Vista del cuadro que preside una de las capillas del claustro de la catedral seguntina. FOTO: J.M.G.

JESÚS MANUEL GARCÍA. Vamos a disfrutar hoy con un cuadro de El Greco que se puede ver en las dependencias del Museo de la Catedral de Sigüenza, ubicado en el claustro del templo. Lo encontraremos presidiendo la fría capilla de la Concepción. Allí está La Anunciación pintada por le cretense. Es una de las varias composiciones que bajo este título pintó el artista. Este cuadro de la sede seguntina bien pudo ser realizado en la segunda década del siglo XVII. La escena que vemos en el lienzo de esta catedral es bien simple. A la izquierda (no es casualidad) se halla María, con la mano izquierda apoyada sobre la Biblia y la derecha levantada, como asintiendo ante el arcángel Gabriel, aceptando el mensaje que este le trae. El ángel está a la derecha (tampoco es casualidad). Se apoya sobre una nube. Esta potestad espiritual representa a Dios, porta su mensaje, es por ello personaje importante ante María, que en el cuadro, por su posición y condición humana ocupa el segundo lugar. Junto a ella se ve un jarrón de azucenas, y una cesta de labor. Sobre ambos personajes campea entre rayos y resplandores el Espíritu Santo en forma de blanca paloma.

   El resplandor quiere formar un triángulo y lo esboza rompiendo la inquietante oscuridad y a esa luz se acerca una pléyade de angelillos que revolotean alegres al lado del Altísimo. María aparece con gesto de sorpresa ante la presencia inesperada de la realidad angélica. Y  este cruza sus brazos en señal de saludo, transmitiendo su mensaje en silencio, quizás con la sola mirada directa al rostro de la elegida.

   Los colores que priman en esta composición pictórica son tres: el amarillo, el rojo y el negro, muy utilizados por El Greco. Hay varias teorías acerca de cómo llegó este cuadro a Sigüenza. Posiblemente se deba a alguna donación. No se puede olvidar tampoco que la sede seguntina es sufragánea de la Iglesia metropolitana de Toledo. Parece que desde los primeros años del siglo XX el cuadro permanece en esta catedral castellano manchega para disfrute del visitante.

 

 

 

 

Publicado elArtePatrimonio

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *