Ir al contenido

La desaparición del Xeral de Vigo cerró 14 empresas yendo al paro 33 personas

JESÚS MANUEL GARCÍA. El cierre del complejo hospitalario del Xeral de Vigo ya se ha llevado por delante 33 puestos de trabajo en los establecimientos comerciales de la zona y el cierre de 14 empresas, según el estudio realizado a 80 negocios por la Plataforma SOS Sanidade Pública, Junta de Personal Área Sanitaria, Colectivos de comerciantes del Área del Hospital Xeral de Vigo y la Asociacion de Vecinos del barrio.

   Los afectados por el cierre del Xeral ya tienen los resultados que dibujan una situación económica peor desde que cesó la actividad hospitalaria en esta zona de Vigo. Fueron entrevistados 80 comerciantes desde finales de diciembre del año pasado y estos primeros días de enero. Desde al abandono del complejo hospitalario, el pasado día 3 de septiembre, se cerraron 14 empresas, lo que representa un 17,5% del total de las instaladas en esa zona. Se trata de bares, cafeterías o restaurantes. El principal motivo de ello fue la pérdida de ganancias, que se sitúa en un promedio del 82,1%. Esto representa la pérdida de 33 puestos de trabajo.

   Los afectados aseguran que la totalidad del resto de empresas y comercios “sufriron unha importante redución de actividade e é moi probable que moitos acaben pechando a curto prazo”. Un total de 52 empresas de las 66 que continúan en servicio, es decir,  un 78,8%, se hallan en riesgo de cerrar a corto o medio plazo. De esas firmas 32 son tiendas; 21 bares, cafeterías, restaurantes y hoteles; y en menor medida, farmacias, ortopedias, gimnasios, taxistas o pequeñas empresas industriales. “A causa fundamental é tamén a redución media de clientes que reduciron as súas ganancias nun 44,1%, algo insostible para a maioría das mesmas a curto medio prazo”, dice el estudio de la plataforma de afectados.

   Estas empresas comezaron a despedir y a reducir jornadas laborales estando en riesgo de perder su trabajo 167 empregados. Todo esto dibuja una situación calificada de dramática por los afectados, “pola gran perda económica asociada a despedimentos e pechaduras. Se non se renova a actividade asistencial no edificio (situando nos servizos sanitarios que Vigo necesita, antes que se deterioren definitivamente os equipos cirúrxicos e diagnósticos, outros equipamentos, locais de consultas e instalacións). La plataforma considera que pudiera haber alguna empresa más cerrada.

   La recuperación do uso sanitario de edificio del Xeral la consideran clave para evitar un mayor deterioro económico y social del barrio. En esta zona de Vigo al envejecimiento poblacional, pues residen jubilados y perceptores de rentas pasivas, habiendo además cierre de viviendas. A esto se suma el cierre del complejo hospitalario “que esta ameazado de ruína o que suporía un forte deterioro do tecido económico e ambiental da zona. A perda de poboación pode favorecer a chegada de poboación marxinal que buscaría acubillo no edificio abandonado”, advierte la plataforma, al tiempo que añade que la alteración de la simbiosis de relaciones entre la población y su zona propiciará, si no se pone remedio, “cambios das súas condicións físicas, sociais e económicas que abocarán á ruína desta parte de Vigo e abrirán a vía aos especuladores”. Considera, además, que si no se recupera el uso sanitario del Xeral, “o Concello terá que realizar importantes investimentos para afrontar o deterioro do barrio, a pesar do problema do desaxuste entre a baixa capacidade contributiva dos habitantes e a necesidade de axudar ao mantemento das infraestruturas, equipamentos e servizos”. La plataforma afirma que la Xunta carece de planes de intervención y que hay riesgo de que la Tesorería General de la Seguridad Social, dueña del edificio, “pretenda obter recursos económicos (no contexto da crise) vendendo a torre do centro (de 18 plantas) que quedará completamente desaloxada para a súa venda”.

  Por agora parece que el Sergas preténde conservar una parte del Anexo II para situar algunos servicios, “aínda que a ausencia de transparencia e a falta de información sobre que plans pretende por en marcha impiden coñecer o alcance e os prazos previstos nesta proposta”, aseguran los afectados que critican las prisas políticas de la Xunta para inaugurar el nuevo hospital de Beade así como de la concesionaria privada por empezar a cobrar el canon de xestión, la “incapacidade dos xestores do Sergas para organizar o traslado, a pechadura do edificio do Hospital Xeral e da maioría dos centros de especialidades e o abandono do Plan de Recursos previsto pola anterior administración para garantir a asistencia sanitaria integral de toda a poboación, xerou o caos e o colapso da atención sanitaria en toda a área”. Les parece paradógico que la apertura de un nuevo hospital aumente las carencias de recursos sanitarios en Vigo “polo que é de esperar que se incrementen as listas de espera (das máis altas da Comunidade) e a conxestión dos servizos de urxencias hospitalarios”. Este estudio hecho en la zona cuenta con el aval también de la Plataforma SOS Sanidade Pública, la Junta de Personal del Área Sanitaria amén de la Plataforma de comerciantes y vecinos afectados por el cierre del Xeral más la Asociación de Vecinos.

 

Publicado elSanidadVigo

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!