Ir al contenido

El HAC se dota ahora de rampas de acceso a la zona de consultas y hospital de día

Ahora es más fácil para todos los pacientes acceder a las consultas. FOTO: J.M.G.
Ahora es más fácil para todos los pacientes acceder a las consultas. FOTO: J.M.G.

JESÚS MANUEL GARCÍA. Han comenzado las obras para dotar de rampas a las puertas del módulo de consultas del hospital Álvaro Cunqueiro. De este modo se eliminan las barreras que suponían para muchos pacientes el tener que subir el bordillo para acceder al complejo hospitalario. Las rampas se están añadiendo a la acera ante las cuatro grandes puertas del módulo que se corresponde con la planta -1 del complejo, y que están situadas en un frente de fachada de varios cientos de metros de longitud. Se dota de rampas al acceso al Hospital de Día, los dos de consultas y el de Consultas pediátricas.

   Esta obra demuestra la celeridad con la que las autoridades quisieron abrir el nuevo y polémico hospital de la ciudad de Vigo, olvidándose, entre otros numerosos detalles, de facilitar la accesibilidad en las puertas de consultas, que reciben cada día a centenares de ciudadanos. Hasta ahora había que subirse a la acera, en cuyo bordillo se van sucediendo varios bolardos de hormigón que impiden que los vehículos se suban al pavimento de la acera. Ello causó varias protestas de ciudadanos que no podían levantar el pie para subirse a la acera y, por supuesto, quienes necesitan moverse en silla de ruedas.

Los responsables del HAC se han percatado de la barrera arquitectónica que suponía acceder al centro. FOTO: J.M.G.
Los responsables del HAC se han percatado de la barrera arquitectónica que suponía acceder al centro. FOTO: J.M.G.

   Hasta ahora se podía acceder a la acera sin barreras en los extremos, lo cual no dejaba de ser una incomodidad porque desde esa rampa hasta las puertas hay una buena distancia. Los responsables de este edificio se han decidido, por fin, a facilitar el acceso de todos a las consultas. Una brigada está instalando las piezas inclinadas que evitan la contundencia del bordillo. Una obra que, por nimia que pudiese parecer es de mucha importancia, y que si bien satisface al público, no deja de evidenciar el modo en que fue diseñado y construido este enorme y costoso edificio hospitalario, en el que se aprecian varios problemas. Uno de ellos, este de las rampas, que se hace realidad meses después de que se abriese esa zona de consultas cuando debería contemplarse antes de abrir al público.

Publicado elSanidadVigo

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!