Ir al contenido

El Meixoeiro aguarda el primer análisis del joven guineano sospechoso de Ébola

El paciente llegó esta mañana a Vigo con todas las medidas de seguridad

Si el análisis da positivo, se trasladará a Madrid, en caso contrario se le haría otra prueba el viernes que descartaría el mal si vuelve a ser negativa

Los doctores Hervada y Del Campo destacaron que el paciente está consciente, con poca fiebre y sin vómitos. FOTO: J.M.G.
Los doctores Hervada y Del Campo destacaron que el paciente está consciente, con poca fiebre y sin vómitos. FOTO: J.M.G.
Momento de la llegada del paciente al hospital vigués. FOTO: Cedida
Momento de la llegada del paciente al hospital vigués. FOTO: Cedida

   JESÚS MANUEL GARCÍA. En una habitación especial se encuentra ingresado desde esta mañana el joven guineano de 24 años al que ayer se le detectaron síntomas compatibles con un posible caso de ébola. En estos momentos se está a la espera de recibir, esta misma tarde, el resultado del primer análisis de muestras enviado desde el CHUAC coruñés. El paciente se halla consciente, su estado clínico es bueno, no presenta diarrea y le ha bajado la fiebre, según explicó este mediodía el doctor Víctor del Campo, jefe del servizo de Medicina Preventiva del CHUVI. Habla y colabora con el personal que entra en su habitáculo.

   El joven vive en A Coruña y había ido a pasar unos meses a su país, Guinea Conakry. Regresó en avión hasta Lisboa y desde la capital lusa, vía Oporto, viajó en autobús hasta Vigo, en cuyo tramo Vigo-A Coruña empezó a sentirse mal. El martes, a las tres de la tarde, fue por su propio pie a urgencias del CHUAC donde le detectaron algunos síntomas compatibles con el ébola. Se activó el protocolo de aislamiento y el manejo adecuado del mismo, dijo el subdirector xeral de Información sobre Saúde e Epidemioloxía, Xurxo Hervada. Para ganar tiempo, señaló, se enviaron muestras del paciente al Centro Nacional de Referencia en Madrid. Esta mañana fue trasladado al Meixoeiro de Vigo por ser este el hospital de referencia para toda Galicia en este tipo de enfermedades, el que recibe los casos sospechosos. Este es el primer caso sospechoso que se da en Galicia, mientras que en España, desde que empezó la crisis del ébola, van más de 60 casos, la mayoría negativos. Y en el país de origen del joven han bajado bastante los casos de ébola, que se dan ahora con una frecuencia de tres a la semana en todo el país, dijo Hervada.

   El personal sanitario que lo trató en A Coruña se sometió al protocolo correspondiente para evitar cualquier riesgo. La esposa del paciente, está en su casa. Se han hecho entrevistas tanto a ella como a la familia del joven para saber con quién se relacionó en su país, si pudo ser con alguien sospechoso de padecer ébola. Se desconoce que estuviese en contacto con otro sospechoso. A la esposa se le recomendó que no salga de casa. Para ello se le prestará todo el apoyo social para llevarle a casa cuantas cosas necesite cada día. Se le tomará la temperatura dos veces al día, por la mañana y de noche. Hervada señaló que está tranquila y que no se puede hacer más con ella porque no presenta síntomas de la enfermedad. También dijo que, en cuanto a los viajeros que iban en el autobús, en principio no hay riesgo de contagio, si el joven tuviese ébola, porque no se transmite por vía aérea. En todo caso, si diese positivo, se contactaría con todos los viajeros, a pesar de que no se sabe quiénes son porque los billetes de autobús no son nominativos. Los médicos que facilitaron la información a los medios esta mañana señalaron que si tiene ébola, lo que aún no se sabe, serían los primeros síntomas, por tanto, más difícil es que los viajeros se contagiasen. Hervada manifestó que para un contagio en un habitáculo reducido como el de un autobús el paciente debería tener los síntomas avanzados, no iniciales, y entonces con los vómitos estaría expulsando una cantidad “monstruosa” de virus. También señaló que el protocolo de seguridad es de un metro de distancia con el enfermo, para contagiarse, y siempre en caso de síntomas avanzados, lo que al parecer no sucedió.

   En el Meixoeiro hay un grupo de cerca de cien profesionales pendientes de atender al paciente. La atención se hace en equipos de dos. El doctor Hervada declaró que de los casos habidos en España “no se confirmaron, la mayoría son malaria u otros procesos virales tropicales”. Si el primer análisis de hoy diese positivo, habrá que decidir a qué hospital de referencia español es trasladado. Si, por el contrario, diese negativo, se le haría otro análisis el viernes y si siguiese dando negativo, se descartaría la temida enfermedad.

   La unidad del Meixoeiro donde se halla está compuesta por la habitación, los muebles, las ropas, mascarillas, calzado, trajes y un equipo del ya citado centenar de personas. Todo estaba listo a primera hora para recibir al paciente. En caso de que diese positivo, se decidirá su traslado a un hospital referente más cercano, en este caso, Madrid. En esa decisión participa el Ministerio de Sanidad, la Xunta y todo el equipo médico. En un vehículo del 061 se trasladaría al aeropuerto de Peinador y desde allí, en un helicóptero deidamente adecuado, del Ejército del Aire. El doctor Del Campo insistió en que no existe peligro para la población y que los profesionales del equipo médico están actuando con el máximo cuidado en todo lo que hacen.

Miembros de la Junta de Personal lamentan que el paciente se ingrese en el Meixoeiro dado su "desmantelamiento". FOTO: J.M.G.
Miembros de la Junta de Personal lamentan que el paciente se ingrese en el Meixoeiro dado su “desmantelamiento”. FOTO: J.M.G.

   Representantes de CIG, SATSE y UGT de la Junta de Personal del CHUVI y del Comité de Seguridad y Salud, aseguraron haberse enterado de este traslado a Vigo por la prensa esta misma mañana, aspecto que hoy han denunciado porque aseguran que responsables médicos del CHUVI se habían desplazado hasta A Coruña ayer de modo que ya sabían lo que se estaba produciendo y ellos, sin embargo, no lo supieron hasta verlo en los medios de comunicación. María Calviño, del SATSE, dijo que le joven llegó en una ambulancia acompañado de una enfermera, un médico y el conductor del 061 y que venía debidamente aislado. Y que aislado estaba en el Meixoeiro. Lo que le sorprendió es “por qué lo traen el Meixoeiro si aquí antes había UCI y ahora no”, Señala que todo el protocolo es bueno, aunque no les dejaron ver apenas nada. “Tenía que ser traído aquí con el problema que en Vigo tenemos con el Álvaro Cunqueiro”, dijo Alasne Achalandabaso, enfermera de UGT, quien añadió que aunque no pudieron certificar todo el proceso de traslado, “queremos pensar que todo se está haciendo bien”. Desde la CIG, Xosé F. Gómez indicó que en A Coruña “terían que levar ao pacente a unha sala aparte e non telo na sala de espera” con otros pacientes.

   En el Meixoeiro sigue el joven guineano a la espera de lo que hoy mismo diga el análisis que se le hace en Madrid. Al parecer otros servicios que se desarrollan muy cerca de la zona donde se halla la habitación especial para estos casos, se han suspendido.

Publicado elA CoruñaÉbolaGaliciaSanidadVigo

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!