Ir al contenido

La realidad urbana de Ourense desde el siglo XVI

La muestra ocupa dos plantas de la sala Afundación en la Praza Maior. FOTO: J.M.G.
La muestra ocupa dos plantas de la sala Afundación en la Praza Maior. FOTO: J.M.G.

JESUS MANUEL GARCÍA. La evolución urbana de la ciudad de Ourense desde el siglo XVI a nuestros días puede verse en la exposición Alicerces, organizada por el Museo Arqueolóxico Provincial de Ourense en la sala de Afundación, en la Praza Maior. Esta propuesta puede disfrutarse de lunes a viernes, de 17.30 a 20.30 horas y los sábados, domingos y festivos, de 12.00 a 14.00 horas y de 17.30 a 20.30 horas. No hay que pagar entrada.

Reconstrucción virtual de la Porta da Aira. FOTO: J.M.G.
Reconstrucción virtual de la Porta da Aira. FOTO: J.M.G.

Esta exhibición forma parte de un proyecto de investigación mayor del Museo Arqueolóxico Provincial de Ourense sobre su contorno más inmediato. De hecho ya hubo otra exposición científica en el año 2008 cuyo objetivo era mostrar la evolución de la ciudad de As Burgas desde sus orígenes hasta el siglo XVI. Lo que vamos a ver en Alicerces es una ciudad en el siglo XVI, con una configuración todavía medieval de calles sinuosas y estrechas además de una cerca que la rodeaba. Era una ciudad con deficientes condiciones higiénicas. A partir de ahí se nos muestra cómo fue evolucionando hasta llegar a lo que hoy es, la tercera ciudad de Galicia en población. Para que esa evolución se haga fácil al visitante se dispone de varias piezas ilustrativas que pertenecen a los ricos fondos del museo y otras que son de distintas instituciones y de particulares.

Plano con el vídeo que va mostrando la evolución de la planta de la ciudad desde el XVI al XX. FOTO: J.M.G.
Plano con el vídeo que va mostrando la evolución de la planta de la ciudad desde el XVI al XX. FOTO: J.M.G.

   El discurso de esta exposición se inicia con las normas, los reglamentos destinados a los vecinos que buscaban desde el siglo XVI una mejor convivencia y una ciudad con mayor orden. Y ahí podemos contemplar ordenanzas del XVI hasta llegar a las normas de policía urbana del siglo XIX. Fue en esta centuria cuando el tejido urbano de Ourense vivió sus más importantes cambios, fruto de la mezcla del espíritu liberal y del ilustrado, que llegó con retraso.

   La ciudad prescinde de su cerca medieval y se expande. Muchas calles conservaron su trazado antiguo pero varias mejoraron en anchura. Surgieron nuevas plazas jardines y a finales del siglo llegaría el ferrocarril, que facilitaría el crecimiento urbano hacia el norte, pues la estación se ubicaba en el actual barrio de A Ponte, en Canedo. Mejoró la pavimentación de calles,  la red de saneamiento. La red de fuentes públicas fue perdiendo importancia pues la ciudad se dotaba de una traída de aguas, que mejoraría las condiciones de vida.

Reconstrucción virtual de la ya desparecida estación de Canedo. FOTO: J.M.G.
Reconstrucción virtual de la ya desparecida estación de Canedo. FOTO: J.M.G.
Otra reconstrucción permite ver el edificio del hospital que hubo donde hoy está Correos. FOTO: J.M.G.
Otra reconstrucción permite ver el edificio del hospital que hubo donde hoy está Correos. FOTO: J.M.G.

   Alicerces permite ver cómo fueron evolucionando los equipamientos urbanos entre los que estaba le nuevo hospital, la carnicería, la cárcel o el cementerio. La exposición permite observar un vídeo que va mostrando el cambio del tejido urbano de Ourense de una manera muy didáctica. Otra pantalla ofrece la evolución interesante de la sede del Concello.

IMG_7009
Esta secuencia de imágenes muestra cómo se fue transformando la sede del Concello. FOTOS: J.M.G.

IMG_7010

 

IMG_7007
La historia de esta Consistorial ha sido publicada por Avelino Rodríguez, de cuyo libro hay un reportaje en esta misma web.

   Hay ejemplares de cerámica, de pintura mural del XVI, vigas de madera de la época, proyectos funerarios, proyectos de edificios urbanos, el plano del Posío… La exposición lleva su tiempo si se quiere saborear la historia de los quinientos últimos años de vida de Ourense.

Plano del jardín do Posío. FOTO: J.M.G.
Plano del jardín do Posío, del siglo XIX. FOTO: J.M.G.
Curiosa reconstrucción virtual del convento de Santo Domingo, cuyo claustro ocupaba el espacio en el que hoy se asienta el edificio de Hacienda. FOTO: J.M.G.
Curiosa reconstrucción virtual del convento de Santo Domingo, cuyo claustro ocupaba el espacio en el que hoy se asienta el edificio de Hacienda. FOTO: J.M.G.
Trazas de un monumento funerario. FOTO: J.M.G.
Trazas de una fuente. FOTO: J.M.G.

   Ourense se fue haciendo con le paso del tiempo, una ciudad más saludable y cómoda, una ciudad que en el XIX se fue adaptando al gusto de la burguesía, que viene a sustituir a la nobleza que gustaba de residir en las afueras. El poder local se reflejará en sus edificios, situados todos ellos en el corazón de la ciudad: el Concello, la Casa del Corregidor o la sede del Obispado, en lo que hoy es sede del Museo Arqueolóxico.

Los documentos escritos no faltan en esta importante exposición. FOTO: J.M.G.
Los documentos escritos no faltan en esta importante exposición. FOTO: J.M.G.
En las vitrinas hay textos de ordenanzas desde el XVI al XIX. FOTO: J.M.G.
En las vitrinas hay textos de ordenanzas desde el XVI al XIX. FOTO: J.M.G.

   Esta muestra ayuda a entender cómo un elemento vivo como es la ciudad se va transformando. Permite comprobar la rica historia de Ourense, ciudad bimilenaria repleta de vestigios de todas las épocas. Ourense parece, en muchos aspectos, un pozo sin fondo en conocimiento, en sabiduría y en belleza. Con esta excusa se puede acudir a ver Alicerces. Para no salir de allí sin antes sorprendernos con aquella ciudad de otros siglos y sus habitantes, que nos la fueron legando tal como hoy la vivimos y sentimos. Alicerces. ¡Ourense!

Publicado elArqueologíaArquitecturaConcello de OurenseHistoriaOurense

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *