Ir al contenido

Un edificio civil de Domingo de Andrade en Ourense

IMG_6459
Este es el edificio que se reformó en el XVII de acuerdo con las trazas de Andrade. FOTO: J.M.G.

JESÚS MANUEL GARCÍA. El edificio donde el Concello de Ourense precintó en el año 2008 varios negocios tiene su historia particular porque, aunque muy reformado, es la única obra civil que dejó en Ourense el arquitecto Domingo de Andrade, hombre importante para entender el barroco de Galicia y no solo por las obras que hizo en Santiago, principalmente en la catedral y en varias casas civiles. Sirva como ejemplo la terminación de la Torre del Reloj de la basílica compostelana o el baldaquino del Santo Cristo de Ourense.

Detalle de la ornamentación renacentista que conserva el portal del inmueble. FOTO: J.M.G.
Detalle de la ornamentación renacentista que conserva el portal del inmueble. FOTO: J.M.G.

   Este inmueble de la avenida de Pontevedra data de la Edad Media pero en el siglo XVII, fueron sometidos a reforma varios edificios de la ciudad. El investigador ourensano Justo Carnicero Méndez Aguirre encontró y estudió un plano que se guarda en el Archivo Diocesano. Curiosamente se trata de las trazas de este edificio, obra de Andrade.

   La casa fue reformada para su dueño, Andrés de Arén, hermano del famoso arquitecto Pedro de Arén, que embelleció con aires barrocos la torre principal o de las campanas de la catedral de Ourense. Parece que Domingo de Andrade trazó el edificio estando en Lugo, allá por los años 1683 a 1687, según investigó Pérez Constanti. Y es que en el plano se lee la frase: «Echa y traída a esta dicha ciudad».

   La reforma de la casa, dice Carnicero, se incluye en una zona de Ourense muy comercial, la Praza Maior o do campo. El plano muestra que el edificio dispondría de tiendas interiores en la parte baja al modo compostelano.

   El inmueble viene de la Edad Media y se hallaba en ruina. Según el plano que se conserva en Ourense, Andrade debió realizarlo calcula Justo entre finales de 1685 o los primeros días de 1686. Se trata de un documento original con tiralíneas y acuarela gris, plumilla sobre papel. Tan curiosa historia duerme escondida en los archivos, ajena al bullicio actual de la nueva ciudad, quedando en ese edificio un resto ornamental en su portal que nos está hablando de la riqueza de otro tiempo.

-Referencia: CARNICERO MÉNDEZ-AGUIRRE, J. : “Un plano inédito de Domingo Antonio de Andrade en Ourense”, en Boletín Auriense, Ourense, tomo 28, 1998, pp. 155-163.

Publicado elArquitecturaHistoriaOurensePatrimonio

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!