Ir al contenido

Los celadores dan de plazo siete días al conselleiro y Almuiña anuncia que los recibirá en breve

IMG_6340

Mantendrán concentraciones cada miércoles de mañana

Miles de vigueses salieron en manifestación por los alrededores del hospital y la Junta de Personal fija en el 90% el seguimiento de la huelga

IMG_6355
La primera parte de la tarde fue la asamblea y concentración de los celadores que harán todas sus funciones a pesar de los tigas. FOTO: J.M.G.
IMG_6348
Los compañeros de Santiago llegaron portando una réplica de ataúd aludiendo a la muerte de la sanidad pública. FOTO: J.M.G.
Celedores de Ourense, O Salnés, Santiago y Pontevedra arroparon a los del HAC. FOTO: J.M.G.
Celedores de Ourense, O Salnés, Santiago y Pontevedra arroparon a los del HAC. FOTO: J.M.G.

 

JESÚS MANUEL GARCÍA. La segunda parte de la protesta del martes 13 en Vigo tuvo lugar, de nuevo, en el complejo hospitalario Álvaro Cunqueiro, donde minutos antes de la media tarde los celadores vigueses decidieron por mayoría acabar con le encierro permanente. Le dan siete días de plazo al conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, para que se reúna con ellos. Los celadores mantendrán una concentración cada miércoles, de ocho de la mañana a tres de la tarde, en la zona de consultas del Álvaro Cunqueiro y en el vestíbulo del Meixueiro. Y si no hubiese acuerdo con el conselleiro, volverían a hacer un cierre indefinido.  Almuiña anunciaba esta misma noche en televisión que está dispuesto a reunirse cuanto antes con ellos. Tuvieron el apoyo de los compañeros llegados de Ourense, Santiago, Pontevedra y O Salnés, todos con sus pancartas que se unieron, además de traer un ataúd negro y una réplica de lápida con las fotos de Rajoy y Feijoo, poniendo RIP por la Educación, la Sanidad y el Paro.

   Hubo gritos pidiendo de nuevo las dimisiones de todo el equipo directivo del HAC así como del presidente de la Xunta, Alberto Feijoo. El portavoz de los celadores de Vigo, Miguel Estévez, leyó un comunicado en el que expresa el rechazo a la privatización de parte de las funciones de los celadores que pasan a desarrollar los ya conocidos tigas, personal no especializado con contrato privado y en precario. Los celadores anunciaron que van a seguir realizando todas y cada una de las funciones propias de su puesto, aunque las hagan los tigas. Advirtieron del riesgo que para la sanidad supone que esos trabajadores no especializados transporten muestras, hemoderivados, material quirúrgico, etc.

IMG_6370
La manifestación partió del vestíbulo principal del HAC. FOTO: J.M.G.
IMG_6373
Comenzaba un largo recorrido de más de un kilómetro. FOTO: J.M.G.
IMG_6376
Por esta calle bajaron, abarrotada de coches aparcados en la mediana, de conductores que se niegan a usar el aparcamiento de pago. FOTO: J.M.G.

   Estévez también recordó que se trata de una privatización encubierta que llevará a celadores de las listas de espera al paro. Denuncian intrusismo innecesario y no aceptan que el Sergas diga que hay más de cien celadores nuevos porque se trata según explicaron, de personal de cocina y lavandería reconvertidos en celadores, gente de edad que se ve en un puesto para el que no está preparada, con tareas que les superan como las que suponen esfuerzo físico. Los celadores denunciaron que se está viviendo un modelo de gestión “en el que prevalece el beneficio económico de unos pocos”.

   Los celadores no están dispuestos a perder sus puestos de trabajo y exigen al Sergas que revierta la situación y se priorice el interés por el paciente. Estévez agradeció el apoyo de los celadores del resto de Galicia así com del personal sanitario que está con ellos. Destacó la unidad del colectivo y todos pidieron la dimisión de Feijoo una vez más.

Un momento de la bajada hacia la calle Clara Campoamor. FOTO: J.M.G.
Un momento de la bajada hacia la calle Clara Campoamor. FOTO: J.M.G.
IMG_6390
Una réplica de lápida funeraria encabezaba la comitiva, con fotos de Rajoy y Feijoo. FOTO: J.M.G.
IMG_6421
Aspecto del recorrido de la manifestación interrumpiendo el tráfico en Clara Campoamor. FOTO: J.M.G.

   A continuación se produjo la manifestación que, saliendo del vestíbulo principal de hospital recorrió el exterior bajando por la calle del centro sanitario hasta la rotonda donde se halla la calle Clara Campoamor y continuando por este vial de cuatro carriles hasta la siguiente rotonda, ubicada a un kilómetro más o menos. Desde allí regresaron al hospital para recorrerlo todo por la zona trasera, hacia Urgencias, terminando allí la protesta, en medio de un gran aplauso. A este acto asistieron varios miles de ciudadanos. El presidente de la Junta de Personal, Cameselle, expuso que mientras el Sergas daba un 30% de seguimiento de la huelga, “a partir de la una de la tarde. Siempre daba seguimiento de la huelga a las nueve, a las diez, a las once y fuimos a las nueve, a las diez y a las once y aún no habían cocinado lo que iban a decir”. Según este representante de los trabajadores, si se suma la gente que hizo huelga más los servicios mínimos, “que todo el mundo asumía, porque si no sería imposible que de 22 operaciones quirúrgicas solo se hicieran seis. En todo caso es una falta de respeto a los usuarios que en un día de huelga se programen operaciones como un día normal. La huelga fue masiva, hay servicios donde el seguimiento de la huelga fue del 100%. Si no, que pregunten quién trabajó en Laboratorio, en Rehabilitación o en Anatomía Patológica. La gran mayoría del personal de quirófano asumió la huelga, por lo tanto es un éxito”. Cameselle insiste en que si ello no fuera así “si las cifras que da el Sergas fueran reales, habría normalidad en el hospital y tanto los quirófanos como otros servicios no funcionaron”.

Los manifestantes, con el polémico hospital al fondo. FOTO: J.M.G.
Los manifestantes, con el polémico hospital al fondo. FOTO: J.M.G.

   La Junta de Personal espera que Alumiña haga dimtir a la dirección del hospital. “En res meses no solucionaron los accesos para sillas, en tres meses no solucionaron el problema del personal, el de la comida, la ropa, las urgencias, es más, tanto se les llenó la boca de los representantes del PP cuando dijeron que si el alcalde anunciaba la apertura de un párquing público abrirían las barreras. El alcalde anunció y las barreras siguen bajadas”, dijo Cameselle. Este considera que no queda más remedio que encontrar una solución a esta situación del hospital a corto, medio o a largo plazo. Y que quien decidió hacer un hospital con menos camas de las previstas tendrá que asumir la responsabilidad que, dijo, le puede traer no solo cargas políticas.

La manifestación invadió los cuatro carriles de la carretera reivindicando una sanidad y un hospital públicos. FOTO: J.M.G.
La manifestación invadió los cuatro carriles de la carretera reivindicando una sanidad y un hospital públicos. FOTO: J.M.G.

   Este jueves el conselleiro se reunirá con los sindicatos para presentarse a ellos, pero los de Vigo le sacarán el tema del HAC. La reunión será por la tarde. “Si en Vigo hubo una manifestación histórica es porque los ciudadanos de Vigo comprendieron que este no es el hospital que estaban demandando, no es el que se les había prometido, y por eso surgió la crispación”, dijo el presidente de la Junta de Personal.

Subida hacia el hospital donde la protesta remató, ante los pabellones traseros. FOTO: J.M.G.
Subida hacia el hospital donde la protesta remató, ante los pabellones traseros. FOTO: J.M.G.

  Mientras, saltaba la noticia del reventón de una tubería de aguas fecales en la sala de críticos de Urgencias. La suerte fue que no había a esa hora ningún paciente allí ingresado. Al mismo tiempo, corría como la pólvora la denuncia de un paciente de Oncología al encontrar un gusano en su puré de verduras.

Esta es la carta íntegra del fin de encierro de los celadores:

Na EOXI de Vigo unha empresa privada asumiu o traslado interno e a xestión auxiliar de todo tipo de produtos farmacéuticos, mostras biolóxicas, hemoderivados, historias clínicas e documentación sanitaria, así como almacenaxe e distribución de material sanitario, traslado de instrumental médico e cirúrxico dende a central de esterilización, entre outras moitas. Isto supuxo, dadas as incidencias rexistradas, un risco importante, xa que se trata de tarefas claves para o funcionamento das Institucións Sanitarias. Todas estas funcións foros realizadas polos celadores cunha eficacia máis que probada ao longo dos anos, adaptándonos para iso ao avance tecnolóxico e aos novos sistemas de almacenaxe e distribución. De súpeto, todo isto cambiou, apostando por un modelo de xes␣ón onde en vez de prevalecer os criterios de calidade asistencial na atención aos usuarios, prevalece o beneficio económico duns poucos, como estamos comprobando, non só os profesionais sanitarios, senón todos os usuarios do Sistema Sanitario de Galicia.

Para o colectivo de Celadores isto suporá a desaparición de moitos postos de traballo a favor dunha empresa privada que se lucra a costa de crear emprego precario, sen que lles importe que estes traballadores (TIGAS), que carecen de formación no ámbito sanitario, desenvolvan unha tarefas que son cruciais para o funcionamento das Institucións Sanitarias e, polo tanto, para a saúde dos pacientes. Traballadores, por outra parte, que nos merecen o máis absoluto respeto, e teñen plena liberdade para anotarse nas nosas listaxes de contratación, seguindo os criterios de xustiza e equidade.

Que podemos dicir das máis de 1.000 persoas, coas súas correspondentes familias, que forman parte das Listaxes de Contratación de esta categoría profesional? Pois que esta privatización encuberta, e o feito de que o SERGAS vexa a categoría de celador como un saco sen fondo no que reconverter a outras categorías que xa foron privatizadas, suporá, sen dúbida, abocar a estas persoas que levan anos traballando e formándose como celadores, a engrosar as listaxes do INEM. A curto prazo o intrusismo dos TIGAS supón a perda de traballo para persoas que teñen recoñecida unha adecuación do seu posto de traballo por mo␣vos de saúde, moitas relacionadas con enfermidades profesionais, coa conseguinte limitación da súa capacidade para realizar estas tarefas. Tamén para aqueles celadores que accederon á condición de Persoal Estatutario fixo a través da quenda de discapacidade, tal e como recolle o decreto 206/2005 de Provisión de Prazas do Servizo Galego de Saúde. É dicir, OS GRUPOS MÁIS VULNERABLES, os que en teoría están máis protexidos polas leis son os que teñen un risco evidente de desaparecer.
Isto supón, ademáis, unha profunda desestruturación da nosa profesión. QUE VAI FACER O SERGAS CON TODAS ESTAS PERSOAS? Vainas despedir ou xubilar directamente? É ASÍ COMO SE AFORRA EN SANIDADE? Todo o que está a acontecer, este claro atentado contra o noso traballo e dignidade, levounos a realizar un PECHE, así como outros moitas medidas de protesta: recollida de sinaturas dos usuarios, concentracións, implicacións de outros colectivos profesionais, difusión nos distintos medios de comunicación… Accións todas encamiñado a concienciar aos usuarios da situación que estamos padecendo, e tamén do tamén o que isto implica na calidade asistencial. Loitamos, polo tanto, para seguir realizando as nosas funcións, dentro de un SISTEMA SANITARIO PÚBLICO E UNIVERSAL.

Loitamos por reverter esta situación, tratando de que prime o benestar do paciente sobre intereses particulares de empresas que buscan o seu propio beneficio. Dada a indefinición da Dirección da EOXI de vigo sobre a delimitación de funcións, DECIDIMOS SEGUIR REALIZÁNDOAS, xa que dende o punto de vista Estatutario son competencia propia da nosa profesión, solicitando para iso o apoio do resto do persoal Sanitario (médicos, enfermeras, TCAEs, técnicos superiores, etc), conseguindo un grao de colaboración máxima. Estas medidas de presión deron os seus froitos. Por unha parte atopamos o apoio do resto do persoal sanitario, como dixemos, e por outro o apoio maioritario dos USUARIOS, que se plasma na recollida de miles e miles de sinaturas, co que nos demostran a súa confianza e sensibilidade co noso colectivo, e de paso o seu descontento xeneralizado co funcionamento do novo Hospital. Ademáis a nosa loita provocou que celadores de toda Galicia e incluso de outras CCAA nos mostrasen o seu apoio e solidariedade, sumándose ao peche e par␣cipacón en dis␣ntos actos de protesta. Hoxe atópanse entre nós un número importante de celadores de LUGO, SANTIAGO, OURENSE, PONTEVEDRA e O SALNÉS. No resto dos Hospitais de Galicia realizáronse e realizaranse concentracións de apoio ao noso colec␣vo e en defensa de SANIDADE PÚBLICA.
Queremos salientar que o novo Conselleiro de Sanidade, no seu primeiro contacto co persoal do Hospital Álvaro Cunqueiro se dirixiu aos celadores, emprazándonos a unha reunión para tratar detalladamente a nosa problemática. Dado que foi xerente dun hospital vigués, coñece perfectamente a profesionalidade, grao de implicación e valía deste colectivo, así como os esforzos realizados, ás veces en situacións moi precarias. Esperamos que cumpra a súa palabra e que esta reunión se produza á maior brevidade posible, e que se den canto antes os pasos para rever␣r esta inxusta e absurda situación. Celadores procedentes de distintos hospitais de Vigo, con culturas, protocolos, modelos organizativos diferentes, demos un paso adiante e xunguímonos nunha causa común: A DEFENSA DA NOSA PROFESIÓN E DA NOSA DIGNIDADE. E Isto demostra que somos un colectivo que se crece ante as adversidades e dá mostras de madurez e sobre todo de UNIÓN. Dende aquí queremos transmitir unha idea clara: NON NOS IMOS RENDER, VAMOS SEGUIR LOITANDO, SEN FRAQUEAR, PORQUE A RAZÓN ESTÁ DA NOSA PARTE E O QUE É MAIS IMPORTANTE, CONTAMOS CO APOIO E A FORZA DO RESTO DOS CELADOR@S DE GALICIA. ESTASE A PRODUCIR ALGO HISTÓRICO: UNHA GRAN MAREA DE CELADORES E CELADORAS DE GALICIA. E desexamos e dende aquí pedimos que se unan o resto dos colectivos da Sanidade Pública, porque é a única maneira de parar o avance implacable da privatización. XUNTOS PODEMOS CONSEGUILO. Colectivo de celadores de Vigo.

Publicado elSanidadVigo

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *