Ir al contenido

El Círculo de Bellas Artes va por las 11.500 firmas para que Antonio Palacios tenga una calle en Madrid

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

JESÚS MANUEL GARCÍA. Hace unos días, la Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio halló la firma del arquitecto Antonio Palacios en los planos de las Cocheras de Cuatro Caminos del Metro de Madrid, rúbrica que ilustra el encabezamiento de esta información. Hasta ahora, al no haber tal firma, estaba previsto edificar en el solar de dichas cocheras. El hallazgo de la huella gráfica del genial arquitecto debería frenar la operación urbanística al constar que por ese detalle las cocheras deben ser declaradas Bien de Interés Cultural como patrimonio industrial ferroviario de la ciudad. Esta noticia, conocida recientemente, ha animado más  a los responsables del Círculo de Bellas Artes en su campaña de recogida de firmas para que la capital de España tenga un espacio público con el nombre del arquitecto nacido en O Porriño en el último tercio del siglo XIX.

La iniciativa de las firmas surgió en el Círculo de Bellas Artes, cuya sede es obra de Palacios. FOTOS: J.M.G.

A Antonio Palacios le debe Madrid el haberla convertido en una gran ciudad dada la envergadura de sus edificios, de marcado aire metropolitano de las grandes urbes de aquella primera mitad del siglo XX. Gracias a la arquitectura palaciana Madrid fue dejando su aspecto de villa y de ciudad popular para mostrarse al mundo con un aspecto de gran ciudad europea, a lo que ayudaban los edificios del arquitecto porriñés. De ahí que a Antonio Palacios se le denomina hoy el “constructor de Madrid”. Desde el CBA llevan ya más de 11.500 firmas de ciudadanos que quieren que el Ayuntamiento de Madrid ponga el nombre del arquitecto a una calle o una plaza del centro de la capital. Los responsables de la campaña esperaban reunirse con el concejal del Distrito Centro para potenciar esta iniciativa en favor del gran arquitecto.

El Metro que en los primeros años del siglo XX se llamana Compañía Metropolitano Alfonso XIII, tuvo entre sus arquitectos a Antonio Palacios, que diseño estaciones, elementos metálicos, el logo de la compañía, las cocheras de Cuatro Caminos y el centro generador de energía eléctrica de Pacífico, entre otros elementos de la compañía como el templete de los ascensores que bajaban a la estación de Red de San Luis, hoy Gran Vía. El Círculo de Bellas Artes está comprometido con dar a conocer la figura de Antonio Palacios, aquel arquitecto que, nada más terminar su sede en la calle Alcalá en 1926, entró en conversaciones con el entonces obispo de Ourense para diseñar, por encargo de este, la gran plaza de San Martiño delante de su catedral. En los fondos bibliográficos del CBA figura un ejemplar del estudio de esa plaza ourensana, entregado por su autor, cuando tuvo la oportunidad de presentarlo en dicho centro el 10 de noviembre pasado.

Published inFerrocarrilHistoriaInfraestructurasMadridMetroPatrimonio

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!