Ir al contenido

Manifestación en el Meixoeiro mientras el encierro del personal roza el mes

IMG_9556
Equipo de uno de los turnos del lunes. FOTOS: Cedidas.

JESÚS MANUEL GARCÍA. Este miércoles, día 22 de junio, la entrada del hospital do Meixoeiro en Vigo volverá a ser escenario de una manifestación. De nuevo los profesionales que llevan ya más de 20 días encerrados en el vestíbulo van a exigir la puesta en servicio de todas las camas de este hospital, que se abra la unidad de críticos, que no se efectúe ninguna derivación a la sanidad privada y que se reduzcan las listas de espera mediante un plan de choque. Los profesionales no han hecho caso a la orden del gerente de parar esta protesta que va camino de durar un mes ininterrumpido. Siguen luciendo pancartas en las columnas del vestíbulo y continúa puesta la simbólica tienda de acampada, que se usa para guardar documentación ya que los manifestantes hacen guardia y no duermen, pues pasan las horas nocturnas conversando. Continúan pidiendo la dimisión del gerente. Y advierten que aunque el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, todavía no los ha recibido, prevén continuar con su lucha cuanto tiempo haga falta. Los manifestantes, además, destacan seis aspectos básicos acerca de la sanidad pública en Vigo que los ciudadanos, según ellos, deben conocer. Miguel Estévez los concreta del siguiente modo:

1.-El Sergas utiliza como método de cálculo lo que denomina “Listas Estructurales” para cuantificar el número de personas que integran las listas de espera, en este caso, quirúrgicas. De estas listas se excluye a aquellos pacientes que rechazan la opción planteada por el propio Sergas de operarse en un centro privado/concertado, penalizándolo ya que desaparece de esa lista estructural pasando a un terreno de nadie. Esa y otras situaciones administrativas hacen que la población no disponga de los datos reales sobre cuál es la verdadera lista de pacientes pendientes de una intervención quirúrgica. Cabe destacar que existe un número importante de casos cuya demora sobrepasa ya los 5 años. Nosotros reclamamos que hagan pública esta información, guardada, dicho sea de paso, como uno de los grandes secretos de la sanidad viguesa en particular y gallega a nivel general. Los políticos hablan y hablan sobre la transparencia, den ejemplo entonces y ofrezcan ese dato.

2. Respecto del número de camas: Con el cierre del Hospital de Rehabilitación Psiquiátrica “Rebullón”, y su posterior traslado al Hospital Nicolás Peña, se ha perdido un número importante de camas de hospitalización, en torno a cien. Por otra parte, el cierre del Policlínico Cies, destinado para cirugías ambulatorias, ha limitado considerablemente la capacidad de acción precisamente para poder llevar a cabo un plan de choque que reduzca de verdad dichas listas de espera, las más altas de Galicia y una de las más altas de España. También es destacable que en esta coyuntura, Povisa sufra unas demoras superiores a las del propio Sergas y curiosamente haya aumentado las camas de hospitalización, recordemos que de las 1.414 camas que inicialmente estaban proyectadas para el Hospital Álvaro Cunqueiro han quedado reducidas a poco más de 850, eso sí, con capacidad para desdoblar habitaciones; el Meixoeiro en esta coyuntura mantiene una ocupación media inferior al 50%, lo que hace que en la práctica la sanidad pública del Área Sanitario de Vigo tenga menos camas que antes de construirse el nuevo hospital de Vigo, algo insólito.

IMG_9557
Las pancartas continúan colocadas en muros y columnas del vestíbulo, además de los trabajadores que permanecen encerrados las 24 horas.

3. Derivaciones quirúrgicas: Otro aspecto esencial que la población debería saber consistiría en conocer el número de usuarios que han sido derivados para realizar intervenciones quirúrgicas a centros privados en los últimos 5 años, éste es otro gran secreto que el Sergas se niega a desvelar. Se trata de un dato muy relevante ya que nos daría una idea de la verdadera magnitud que comienza a alcanzar el traspaso de pacientes de la sanidad pública a la privada, es decir cada vez se destinan más fondos públicos a empresas privadas que tienen como principal objetivo la obtención de beneficios, cuando SOS Hospital do Meixoeiro habla acerca de las derivaciones a centros privados nos referimos justo a este hecho. La derivación quirúrgica a centros privados hace que se infrautilicen hospitales públicos, con unos recursos tecnológicos superiores y a un coste más que razonable.

4. El caso especial del Hospital do Meixoeiro. Cabe destacar que este centro sanitario que fue referencia para todo el Sur de Galicia, en concreto para la alta tecnología (cirugía cardíaca, hemodinámica, oncología radioterápica, entre otros) se encuentra ahora en el peor de los escenarios posibles:
Ha cerrado el servicio de urgencias desde la apertura/unificación en una “puerta única” (como afirman desde la Consellería) de urgencias en el Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC); no es cierto que sea una puerta única ya que se le une la puerta de urgencias de Povisa, constituyendo de este modo los dos únicos servicios de Urgencias de Atención Especializada en el Área Sanitaria, así toda el área queda dividida en dos sectores, uno, el más importante, el que asume el HAC, y otro sector que asume Povisa, con una asignación directa de 140.000 usuarios por lo que el Meixoeiro pierde de este modo su sectorización, cuestión que merece un debate más profundo. En todo caso es sospechoso que empezasen a demoler dicho servicio al día siguiente de su traslado al Álvaro Cunqueiro, las prisas apremiaban.
Ha cerrado la Unidad de Cuidados Intensivos, perfectamente dotada de recursos materiales y humanos, con un equipo de profesionales altamente cualificado y con una capacidad de respuesta para la atención inmediata del paciente crítico ejemplar. El hecho de no contar con una Unidad de Críticos real es un aspecto muy importante ya que pone en riesgo la seguridad del paciente. Bajo el punto de vista del señor gerente si existe una Unidad de Críticos, considera que un equipo formado por un anestesista y una enfermera de quirófano o de Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (UCMA), en su caso, forman de por sí una unidad para la atención de este tipo de pacientes, y lo más grave es que este tipo de situaciones se repite de forma habitual en el hospital (un paciente ingresado, un paciente que está siendo intervenido quirúrgicamente, un acompañante, alguien que acude a consultas externas o cualquier profesional) puedenpresentar problemas graves de salud y puede darse la circunstancia de que en esos momentos este equipo esté practicando una intervención quirúrgica o realizando un traslado al HAC, por citar algún ejemplo, nosotros consideramos que tiene que ser un equipo multidisciplinar con conocimientos específicos en la atención de este tipo de pacientes y con una presencia física diferenciada del resto de servicios.

Ha cerrado el Servicio de Reanimación, se mantiene una UCMA destinada a la práctica de pequeñas intervenciones que como norma general no precisan ingreso, son lo que denominamos pacientes ambulatorios. Una unidad/servicio de reanimación permitiría poder realizar otro tipo de intervenciones más complejas, con esto no afirmamos que no sean d1.-El Simportantes las primeras, pero cierto tipo de intervenciones, como las traumatológicas o determinadas cirugías, tienen unas demoras muy grandes, pensemos que hay pacientes que llevan esperando muchos años para, por ejemplo, cambiar una prótesis de cadera. Existe el espacio físico pero nuevamente no se utiliza, además el centro cuenta con un TAC, una Resonancia Magnética, así como con otros medios diagnósticos que dan soporte en la atención integral al paciente. Es curioso que se convierta al Meixoeiro en un policlínico mientras se derivan las patologías de complejidad media (las más rentables) al sector privado, teniendo en cuenta que el hospital está perfectamente capacitado para asumirlas, y compatibilizar, por supuesto con los quirófanos de cirugía mayor ambulatoria.

Cierre de Camas: Desde hace casi nueve meses la tercera planta del hospital está cerrada a cal y canto, pero lo más grave es que el número de camas cerradas durante los últimos dos meses supera el 50 %, el dato lo dice todo, es cierto lo que dice el Conselleiro, no necesitamos camas, con este planteamiento claro que no las necesitamos, dichas camas las aportan los centros privados, que se encuentran desbordados por la demanda que realiza el SERGAS, es público y notorio como son los claramente beneficiados de este “supuesto negocio”.

5. Precariedad laboral: Los ratios de los centros públicos en los hospitales de Vigo son sin ningún género de dudas uno de los más bajos de España, Galicia nuevamente aparece en uno de los peores lugares respecto al número de personal sanitario y no sanitario, siendo la provincia de Pontevedra la más castigada. Aún así la sanidad púbica supera ampliamente en recursos y medios a la sanidad privada, ofreciendo hasta ahora unos cuidados de calidad centrados en el paciente como eje del sistema sanitario. El Sergas se ha convertido en la mayor ETT de Galicia, se han roto los equipos de trabajo como consecuencia de la precarización laboral, para nosotros este es un aspecto clave ya que una buena coordinación de los equipos multidisciplinares facilita la difícil y sufrida tarea de los profesionales sanitarios, No resulta difícil entender que si en una planta de hospitalización o en un determinado servicio, cada día, cada semana o cada mes se cambia a una parte considerable de los profesionales que integran las respectivas plantillas, dificulta enormemente poder mejorar la calidad del servicio que ofrecemos.

6. Atención primaria: Paralizado el Plan de Mellora da Atención Primaria en Galicia, basado en la prevención como mejor fórmula demostrada para atajar los problemas de salud de la población, con unos recortes evidentes, tanto en personal como en nuevos centros de salud (se dejaron de construir 5 centros de salud comprometidos para nuestra Área sanitaria y con la unificación de los Puntos de Atención Continuada (PAC) en el Hospital Xeral, retirándole la alta tecnología inicialmente prevista) se le une el hecho de una reducción de plantilla y una precarización las contrataciones, hace que por primera vez se produzcan demoras para la atención en este ámbito.

Publicado elSanidadVigo

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!