Ir al contenido

OPINIÓN. El sibaritismo inmobiliario de la TGSS en Vigo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

JESÚS MANUEL GARCÍA

Ya sabemos que la torre del en otro momento hospital Xeral de Vigo, no solo se va a conservar sino que, tras un necesario arreglo, continuará teniendo uso. Sabemos que ese uso no va a ser sanitario toda vez que el hospital se halla ahora en un muy polémico edificio a varios kilómetros de allí, en Beade. La torre es un icono urbanístico en Vigo, aunque algunos hubiesen deseado derribarla. Se mantiene y va a acoger la llamada Cidade da Xustiza. Es decir, que en sus plantas se instalarán los juzgados de la ciudad y la sección correspondiente de la Audiencia de Pontevedra. Bien. La ministra de Empleo en funciones, vendrá posiblemente la semana entrante a Vigo para formalizar esa cesión de la torre a Xustiza. Pero no debemos quedarnos con lo que se nos pone delante sino ver más allá. La pregunta que surge es: ¿Por qué la torre ahora vale para la administración de Justicia -nada menos que todos los juzgados se instalarán en ella-  sin embargo no vale para su dueña, es decir, para la Tesorería General de la Seguridad Social? ¿Cómo es posible que no haya optado por centralizar las oficinas de la Dirección Provincial de la TGSS, -Intervención e INSS- en un solo edificio que es suyo? La TGSS, sin pensar en ahorrar dinero, algo que parece que no va con ella, optó por despreciar la torre y encargar la construcción de un gran edificio de oficinas en el solar de la Metalúrgica, en García Barbón, por unos cuantos millones de euros. Así da ejemplo. Tan mal estaba la torre que ahora vale para Xustiza y no para su propietaria. El dinero público es tan fácil gastarlo, como no duele… Hombre, teniendo en cuenta que cada vez privatizan más servicios, disponer de un gran inmueble que seguro sobrepase los 40 millones de euros, choca. Además de estar libre su otro edificio, el Cíes. Las demás oficinas, de atención al público en Vigo, quedarán donde están, a excepción de la de Doctor Cadaval, que irá al nuevo de García Barbón. Los responsables de la Dirección Provincial de la Tesoreria General de la Seguridad Social en Pontevedra, que tienen sus despachos flamantes en la ciudad olívica, prefieren despilfarrar millones en una nueva construcción antes que reformar la torre e irse para ella.  Dirán que cuando el Sergas dejó libre la torre ya tenían todos los permisos para obrar en García Barbón. Mas, ¿acaso no sabían años atrás el futuro que le esperaba al Xeral? ¿O siendo tuyo el inmueble ignoras lo que quienes lo ocupan harán con él, como así sucedió, dejarlo vacío de uso hospitalario? Ahí queman millones como ya hicieron en su día levantando algún edificio superfluo en alguna villa del área metropolitana, con inauguración a lo grande. No, a lo más grande. Cuando levanten el nuevo inmueble necesitarán un barco más voluminoso. Los responsables en Vigo de esta administración estatal no fueron capaces de abortar el proyecto del nuevo edificio y presionar para que ese futuro se cumpla en la torre que del hospital fue. A ellos nos les valía pero a los juzgados sí. A saber qué intereses pululan por ahí. Quizás puedan explicárselo mejor a los ciudadanos, con la que está cayendo. Fátima Báñez vendrá previsiblemente a poner la primera piedra de ese edificio en cuestión de días, posiblemente este lunes. Así están las cosas. Bueno es que la torre vaya a ser reutilizada cuando se ponga a punto. Mientras, en García Barbón acabará habiendo otro edificio superfluo para el Estado, y allá, junto a la calle Coruña, quedarán libres los inmuebles judiciales. Total, es dinero público. No importa.

Published inArquitecturaOpiniónVigo

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!